titulo

ASTURIAS. GIJÓN.

Gaspar

NO ME CLASIFIQUEN. ¿¡Es de izquierda o de derecha!? -Tenga calma. Yo soy como las estrellas, con propia luz en el alma.


ÚLTIMOS ARTÍCULO DE FAUSTINO CASTAÑO


Ovejas sin pastor

«Ovejas sin pastor», así definía Jesús a la muchedumbre, vejada y abatida, por la que sentía compasión. Refiriéndose a los guías religiosos que esa muchedumbre tenía, los definía como «ciegos que conducen a otros ciegos». Estas reflexiones me vinieron a la memoria durante la misa a la que asistí en una parroquia de mi ciudad el pasado Domingo de Ramos. En el templo veo lo que se puede considerar una muchedumbre, en comparación con la escasa asistencia de otros domingos. Y hay una abundancia desacostumbrada de niños. Todos, niños y mayores portan ramos, se ven muchos ramos, y también palmas.

Seguir leyendo...


Carta a su párroco a propósito del Sínodo

CARTA DIRIGIDA AL Sr. Párroco de La Resurrección (Gijón). Se supone que la Iglesia se encuentra ahora en un proceso sinodal cuyo tema es precisamente la Sinodalidad, es decir la puesta en cuestión o tela de juicio del carácter esencialmente jerárquico y autoritario de la estructura eclesial. Tal tema y su traslación a la base eclesial, e incluso a personal ajeno a la Iglesia, es una novedad extraordinaria que rompe con una práctica eclesial, restrictiva y elitista, de más de 17 siglos de antigüedad. Pues bien, en las ocasiones en las que asistí a misa en la Parroquia de la Resurrección no oí ni una sola palabra sobre ese tema, y lo mismo se puede decir de otras parroquias de Gijón y de la diócesis de Asturias; ¿quizá también del resto de España? Si no existiese Internet, ni nos habríamos enterado de que tal proceso sinodal existe. Incluso lo poco que la diócesis publicó sobre este tema lo conocí por Internet, no por las parroquias.

Leer todo...




¿Marchar juntos?

El cuestionario propuesto para el Sínodo de la Sinodalidad consiste en los 10 puntos presentados en el Vademécum de la Secretaría General del Sínodo de Obispos. Leyéndolo, le viene a uno a la memoria lo que, según Mateo 18:20, decía Jesús: Donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Según eso, ¿está Jesús en el Sínodo convocado? A primera vista parece que ni está ni se le espera. En el mencionado cuestionario no aparece ni una sola vez el nombre “Jesús”, o “Cristo”, o “el Señor”. Parece que no nos reunimos en su nombre. En cambio el término “Iglesia” aparece 16 veces, más otra en la que aparece con la expresión “Pueblo de Dios”, (como si no fuesen de Dios todos los pueblos).

Seguir leyendo...



Reflexiones sobre la sinodalidad

Parece que el convocado Sínodo de Obispos sobre el tema: ‘Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’ va a suscitar un interés superior al que suelen tener los asuntos institucionales de la Iglesia Católica. Interés, esperanza y sobre todo implicación. La palabra clave de la definición del tema es la de “participación”, entendida como implicación de todo el conjunto eclesial. Si esa participación, tal como se contempla, se concreta en la realidad, el Sínodo ya no podrá ser denominado “de Obispos”, será otra cosa, y además muy novedosa en la Iglesia. Cuando se valoran las posibilidades de éxito del programa participativo es inevitable evocar el recuerdo del Concilio Vaticano II y la frustración con la que se saldó.

Seguir leyendo...

























































"¿Está nuestra religiosidad centrada en el culto y no en la construcción de un mundo más justo y más humano? No podemos negar que nuestra Iglesia da mucha importancia a cuestiones como: dogmas, rezos, peregrinaciones, procesiones, templos, sacerdotes… Todo eso ya existía en tiempos de Jesús, y antes. Todo eso forma parte del aparato ideológico del sistema, pero Jesús es un antisistema, vino a cambiar el mundo de base. Las iglesias (no sólo la nuestra) se instalan en los sistemas de la injusticia, el privilegio. y la desigualdad en vez de proceder a su transformación en un paraíso, patria de la humanidad. El esquema constantiniano fue, precisamente, el maridaje, o prostitución, de la Iglesia con el poder de los Césares, con el sistema de dominación. Debemos rechazar los esquemas constantinianos y tridentinos para recuperar a Jesús de Nazaret, su mensaje y su proyecto revolucionario." (Del Artículo ESPÍRITU TRIDENTINO)

"La violencia, la guerra, no solucionan nada. Me atengo a la enseñanza del Maestro Jesús de Nazaret: «Bienaventurados los que buscan la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios». Si la pertenencia a una religión inspira odio contra hermanos que profesan otra religión, más valdría no tener ninguna religión. El verdadero sentido de la religión es ver a las demás personas como hermanos, en caso contrario no se habrá entendido nada del mensaje de Jesús y de otros profetas religiosos."(Del artículo LA PAZ QUE NOS TRAE JESÚS)

"La lección de la pandemia es que el tipo de problemática que genera sólo puede ser afrontado desde un sistema social más justo y humano. Con unos valores que antepongan la persona humana y sus intereses a los particulares de unos países sobre otros y unas clases sobre otras, y bajo la gestión de entes estatales, comunitarios, que representen a todos por igual, y no compañías anónimas que son el instrumento de los poderosos para mantener su dominio. El mundo que viene ha ser igualitario o no será posible en absoluto. Faustino Castaño". (Del artículo LECCIONES DE LA PANDEMIA)