titulo

ASTURIAS. GIJÓN.

Gaspar

NO ME CLASIFIQUEN. ¿¡Es de izquierda o de derecha!? -Tenga calma. Yo soy como las estrellas, con propia luz en el alma.

Comentarios de José Álvarez Lobo


DOMINGU DE CRISTU REI

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: La meta obligá de la Liturxia ye Cristu. A Él ye aonde tchevan el cultu, la espiritualiá, les devociones, la moral... El home de verdá, el home complitu, ye'l asomeyéu a Cristu… Pero tamién ye Cristu la meta de la historia del mundu, con tó lo enrevesá y mala de entender que ta; y a Cristu tchévanmos les historiines personales de caún de los homes, con les sos tchuces y escuriaes, con los sos aciertos y escabarriaúres. Cristu ye’l principiu y el fin de tó: 'pos gracies a Él fixéronse toes les coses... Fixéronse toes les coses per entremedies dÉl y pa Él' (Col 1,16)… Nun ye de estrañar que’l domingu postriru del eñu litúrxicu mos paremos un ratikín a amirar pa ísi al que tchamamos Rei del mundu, y pal camín tan reru que agarró pa ser Rei... Él ta esperándomos, pa que al tchegar a la meta, pasemos a los sos palacios reales.

Seguir leyendo...

DOMINGU TRENTAITRÉS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Xesús dizmos que, antes de que atchegue el Reinu de Dios, al tremeneo que tenemos arméu nel mundu van dai munchos y mui gordos sacudiones. Ente guerres, revoluciones, muertes, terremotos, persecuciones, cárceles, y tantos males con que mos atopamos, va dir cambiando la xente y va cambiar el mundu entiru. Paez que, siendo como semos de necios, los golpes son el remidiu pa cambiar... Isi Reinu -el futuru que Dios tien dispuistu pa los homes- ye presente ya. Metulu Xesús na historia. Él ye la primer piedra del 'ciilu nuivu y la tierra nueva'. Pero nu hai sitiu pa él nel tingléu montéu nel mundu; nu hai sitiu pal futuru de Dios. Tien que dir acomoándose, hasta que sólo quee él. Entós veremos la verdá de lo que decía san Pablu: 'Niún buiyu viu, niún oyíu oyú, nin se i ocurrú a naide pensar lo que Dios tien clesnao pa los que lu quieren' (1 Cor 2,9).

Seguir leyendo...

DOMINGU TRENTAIDÓS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: En toes les mises acordámosmos de la muerte y resurreción de Cristu. El Fiyu de Dios féxose humenu en tó menos nel pekéu; hasta morrú como tós. Pero la muerte nun apúo con Él: resucitó, ta vivu. Y desde entós la muerte nun ye el acabose de tó. Xesús apué más que la muerte, y ta empeñéu en que la humaniá nun se acabe... ¡Y nun se va acabar!. La historia de la humaniá emprincipió va munchos miles de años, y sólo va acabase cuando Cristu i puea presentar al Padre el resultéu de la so muerte y resurreción: tós los homes queriéndose, y hermanaos. Y tós nosotros vamos tar atchí, vivos, como un cachikín d'esa humaniá que precisó de una historia, (tan tcharga pa nosotros y tan curtia pa Dios), pa tchegar al paraísu que había perdío al escoyer el camín del egoísmu y la coícia... Y vamos tar atchí presentes, pos Dios valse de nosotros pa facer que'l futuru y la resurreción final tcheguen por fin.

Seguir leyendo...

DOMINGU TRENTA Y ÚN

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Lukes ta empeñéu en damos a conocer la tchiberación que mos trai Xesús. Xesús ye’l Señor que tchibera; pero nun lo fai desde el poer, failo desde la misericordia... Desde el capítulu 9 vien falándomos del viaxe de Xesús a Xerusalén. Tchegó a Xericó, nel vatche del Xordán. Foi precisamente en Xericó onde acabó el viaxe de 40 años de los xudíos pel desiirtu. Tamién ta a puntu de acabase atchí el viaxe de Xesús... Nos arrabales de Xericó atopose con un ciigu que quería ver (Lk 18,35-43). Y al entrar na ciuá atopó a Zakéu, un publikenu que lu quería ver (¿taría ciigu de otra forma?). Los dos yeran unos marxinaos. La xente teníalos atravesaos a los dos: al ciigu porque nun paraba de dar voces pidiendo que lu ayuaran, al publikenu porque yera el encarguéu de cobrayos los impuestos... Xesús entró en Xericó con la misericordia per delantre, y féxoyos kesu a entrambos... Son eses les armes con que Él piensa 'tomar' Xericó… Y hasta va decidíu a 'tomar' la Ciuá Santa desde la debiliá de la Cruz.

Seguir leyendo...

Día 1 de Noviembre. DÍA TÓS LOS SANTOS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Hoi ye un día de fiesta. La fiesta de la xarabatá de xente que traen na frente la marca que yos puenxo el ánxel. ¡Vamos atopar tanta xente!… Nun ye asuntu de números. Ye cosa de ver cares contentes, y tós cantando... El amor de Dios nun se pue medir con números, de grande que ye… Nel evanxeliu de hoi dizse que tar tchamaos a ser santos ye ibual que tar tchamaos a tar alegres (¡Dichusu!... ¡dichusu...!). La tristeza más grande ye nun ser santos. Hai que entrenase a nun perder la alegría, pa cuando téamos nel ciilu, pa cuando tengamos el ciilu... Xesús diz que naide i pue quitar la alegría al que tien espíritu de probe, al homilde, al que trabaya por la paz y la xusticia, al que tien un corazón tchimpiu, al que se desvive pol Reinu de Dios… El sentu va catar alegría al Monte les Bienaventuranzes... A isi Monte nun se va de turismu. Vase a amar, y a servir…

Seguir leyendo...

DOMINGU TRENTA

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Lukes ye'l evanxelista del Dios misericordiusu. La misericordia de Dios vuélvese curación (Lk 17,11-19) y faise perdón (Lk 19,1-10). Al Dios misericordiusu atopámoslu sobre tó na xente probe y sufría (Lk 10,25-37), y na Ucaristía (Lk 24,13-35)... Pero pa sentir que Dios ye buinu con nosotros ye preciso que séamos homildes y que i lo pidamos. El tchadrón clavéu na cruz xunto a Xesús pidúi que se acordara dél cuando tchegara como Rei, y féxolo al reconocer con homildá que Xesús nun había fecho ná malo, pero que él sí lo había fecho. Tamién nosotros merecemos tchevar les cruces que tchevamos... ¿Faltaramos homildá pa sentir que Dios mos quier?... De que Dios oye a los homildes fálanmos les tchetures de hoi.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTINUEVE

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Prestábayos a los primeros cristianos acordase de Xesús falando a ca poco con so Padre. Ye que Xesús vivú pa facer la voluntá del Padre (Xn 5,19). Rezaba muncho y taba empeñéu en que los sos discípulos lo fixeran... Cuando ún ta delantre de Dios, les coses vense como son... Lukes ye'l que más fala de que Xesús rezaba. De ninu queose na casa del Padre (Lk 2,46-50). Rezó al bautizase y enterase de la misión que traía (Lk 3,2); ibual fexo al preparase pa etcha (Lk 4,1-2), y a la hora les tentaciones (Lk 4,3-12). Los sábados día a la sinagoga (Lk 4,16). Apártase a rezar (Lk 5,16;9,18). Al escoyer a los discípulos pasa la nuiche rezando (Lk 6,12). Al dase cuenta de que nun tenía utru camín que'l de la cruz, foi a rezar (Lk 9,18). Na crisis, va al monte y tresfigúrase cuando reza (Lk 9,28). Dai les gracies al Padre porque'l evanxeliu ye pa los que nun son ná, (Lk 10,21). Rezando, anima a los apóstoles a rezar (Lk 11,1). Rezó por Pedru (Lk 22,32); reza nel monte los Olivales, por más que lo tea pasando mal (Lk 22,41-44). Diz a los sos discípulos que rezen (Lk 22,46). Perdona a los que lu matan (Lk 23,34). Al morrer gritó: 'Padre, nes tos manes encomiendo el mio espíritu' (Lk 23,46). Yera el gritu del probe... Aquí tamos pa rezar. A co Xesús.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTIOCHO

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Nel Evanxeliu de hoi, acuérdamos san Lukes que Xesús día camín de Xerusalén. Va catando que samulen les desibualdaes que inventemos los homes. Va pel camín tchergu y rebayusu que tcheva desde los pueblos marxinaos a la capital onde se decide tó, y onde viven empicorotaos los mandamases; que tcheva desde la relixión del 'caún pa sí' a la relixión del 'tós hermanes y hermanos, fiyes y fiyos del mesmu Padre'... Los tcheprosos, con que se atopa y a los que cura, figuran el mundu de los marxinaos pa los que trai la tchiberación. Lukes dizmos que al saber que Xesús mos tchibera tenemos que agraeceilo... Nel so Evanxeliu dízsemos munches veces que la xente emponderaba a Dios por les coses que Xesús facía (Lk 1,28.38; 5,25-26; 7,16; 13,13; 17.15.18; 18,43; 19,37). El so evanxeliu trai algunos cantares pa dai gracies a Dios (1,46-55; 1,68-79; 2,29-39). A la misa viense a dai gracies a Dios por lo que fexo y fai por tós. Sobre tó por lo que Xesús fexo y fai pa salvamos.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTISIETE

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Les tchetures disti domingu fálanmos de fe. Tien fe el que ta convencíu de que'l Plan de Dios va cumplise, por fees que se pongan les coses, por muncho que paeza que los inxustos, los esplotaores, los violentos y los tramposos van ganar siempre (primer tchetura)... Tien fe el que nun se asusta por les dificultaes y persecuciones que i van cayer enriba al que trabaya pa que reinen el amor y la xusticia (segunda tchetura)... Tien fe el que trabaya con tól alma pol bien de tós y pa que sapaeza el mal del mundu, anque haya quien piense que se cansa pa ná, porque naide i lo agraez y nun cobra ná por etcho (evanxeliu)... La fe ye un reguelu que mos dan, y que mos tcheva a damos de reguelu pol bien de tós.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTISÉIS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Cuando Xesús quier esplicamos algo, valse de una parábola que mos ayúe a pensar. Con la parábola del probe Lázaru quier aprendemos cómo hai que portase al atopamos con los probes y les inxusticies sociales... Pa entendetcha como ye debío ye preciso amirar bien pa les tres persones que salen netcha: Lázaru, el probe, el únicu que nun diz ná; el ricu en sin nome, que siempre tcheva la voz cantante; Abrahán, que figura lo que piensa Dios... El ricu ye figura de la ideoloxía dominante del gobiirnu de entós. Lázaru figura el gritu en sin ruiu del probe del tiimpu de Xesús, del tiimpu de Lukes, y de siempre...

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTICINCO

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Pablu fala na segunda tchetura del cultu a Dios. Diz que rezemos por tós, hasta po les autoriaes. Los que tienen el poer tan en peligru de valise dél pal provichu prupiu o de los sos. Rezar por etchos nun ye pa que apuean a los otros, ye pa que nun cayan nesa tentación y pa que fagan lo que puean pa que haya xusticia y paz... Diz tamién que hai que rezar por tós, pos el plan de Dios ye que tós los homes se salven; y que recemos en toes partes, con manes tchimpies, en sin entafarramos de egoísmos nin de divisiones... A Pablu nu i importa que se rece na ilesia o na casa, sentaos o de pies; lo que importa al rezar ye lo que tchevamos per de dientro... A eso venimos a Misa: a alzar les manes y a pedíi a Dios por tós, pa que poamos atchugar la xusticia y vivir en paz.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTICUATRO

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Les tchetures disti domingu fálanmos del amor de Dios. Ye un amor que nun depende de les munches emponderancies que digamos dÉl, nin siquiera de lo que fagamos. Porque Dios quiermos ¡gratis!... El evanxeliu de hoi ponmos tres paráboles pa damos a conocer que Dios ta entchinu de ternura. La del fiyu estraviéu viémosla ya el domingu cuertu de cuaresma disti ciclu c. Les otres dos son: la de la oveya que se había perdío y la de la monea estraviá... Atopamos con que Dios mos quier y mos perdona en sin que lo merezamos, entchénamos de alegría y de confianza. Y damos fuerzes pa cambiar.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTITRÉS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Hoi les tchetures invítanmos a pensar quién ye sebiu de verdá. La primer tchetura espétamos de mano la pregunta: '¿Habrá algún que sepa lo que Dios tien pensao facer? ¿Podrá dase cuenta algún de lo que'l Señor tien planeao y decidío?' (Sab 9,13). Hailos que paecen seguros de saber lo que Dios quier: tien que ser lo que etchos quieren o piensan. A otros nin yos importa lo que Dios puea querer, porque tan seguros de que va tar en contra de los sos intereses; por eso prefieren nun contar con Dios pa ná... Y sigue la tchetura: 'El pensamiintu de los mortales nu atchega mui tchuiñe, y la razón fállayos munches veces' (Sab 9,14). Nun paiciera verdá esto al oyer a los tertulianos de tós los dís. Y a los que nun lo son, pero lo paecen nos discutinios que entaman. Si nun se pide a Dios que mande 'el so Espíritu Sentu' (Sab 9,17), engáñase ún fácil pensando que pue aprender a otros en sin haber aprendío él, y que sabe cuál ye'l camín pel que hai que dir, mientres él anda escabarriéu... Pero, ¿queremos de verdá que Dios mos aprienda?

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTIDÓS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: A Xesús invitáronlu a comer en casa de ún de los fariseos más importantes (Lk 14,1). Y viu tó lo que pasaba. Aprovechó entós la ocasión y contoyos dos paráboles: una sobre qué asiintu escoyer (Lk 14,7-11), y la otra sobre a quién invitar a un banquete (Lk 14,12-14)... Lukes seguro que viu nes sos comuniaes algo asomeyao a lo que viu Xesús, por eso acordoyos, -y acuérdamos-, lo que Él había dicho... Oyer lo que Xesús dixo isi día tien que chocamos a los que vivimos dos mil años más terdi, y fixemos del mundu el sitiu onde tós andamos engarriándomos por ver quién se endamia penriba los otros, y onde nun damos puntá sin filu, apañándomosles pa ver de sacar provichu de convites y amistaes... ¡Que Dios mos abra los oyíos y los corazones pa que la so palabra nun caya en suilu resicu y duru!

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTIÚN

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Nun ye ná raro notar nos evanxelios lo curiosona que ye la xente. Quier saber 'el día y la hora', 'cuántos se salvan', 'quién pasa el esamen', 'quién va tar de primiru'... Xesús nun se entretién en contestar eses coses. Él dizmos lo que importa de verdá. Lo que mos diz tien que estrañamos: va tchegar xente de tós los tchaos, y va asentase a la mesa nel Reinu de Dios (Lk 13,28). Va haber atchí xente que nun dexemos tar a la mesa con nosotros: indios, moros, probes... El sustu va ser más grande tovía al nun ver asentaes a la mesa a persones que 'comieron y bebieron con Él, y que oyeron les sos pédrikes' (Lk 13,26); y cuando oyamos que yos diz que nun los conoz (Lk 13,25.27) porque los sos planes y les sos idees nun son les d'Él... Tamién va chocamos abondo ver nos asientos primeros a xente que nes meses disti mundu nun tenían nin sitiu (Lk 13,30)... Plasmaramos tó eso porque entós vamos a ver que Dios nun ye como nosotros.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTI

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Xesús ye'l pregoniru de la paz, de una paz fonda y pa siempre. Nun se trata sólo de tar tranquilos. Trátase de una paz que supón xusticia, respitu a los derechos de los otros, sobre tó a los de los probes y oprimíos. El que trabaya pa que se dea esa paz va tener en so contra a los que yos va bien nun mundu inxustu... El egoísmu tchévase mal con que tós séamos fiyes y fiyos de Dios. Acuérdayoslo Xesús a los sos discípulos. Él apregona la paz, pero va tener que bautizase con fuiu (Lk 3,16), tendrá que penar muncho y que morrer. Nun lo cata Él; atópase con etcho, y nun lo esquiva. Por eso anda angustiéu, hasta que eso nun pase (Lk 12,49-50). La paz vien del amor y de la unión que acaban de raíz con les divisiones... Hailos que nun quieren oyer falar de que hai inxusticies y desibualdaes. Y al que fala de eso échani la culpa de semar divisionismu. Pero les divisiones danse, y apuntayos con el díu pa ver de acabar con etches, fai que se sepa con quién ta caún: si con Dios o contra Él; si con el amor y la xusticia, o con la desibualdá y la esplotación.

Seguir leyendo...

DÍA LA ASUNCIÓN DE MARÍA
15 de Agustu

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: La preferiencia de Dios pol débil y el oprimíu atópase en tó la Biblia. El Cantar de María acuérdamoslo bien acordao: “baxa del trunu a los poerosos y pon arriba a los homildes, a los afamiaos entchénalos de bienes y a los ricos despídelos con les manes vacíes”. Ye lo que se tchama “la inversión mesiánica”. Xesús diralo más terdi: “los postreros serán los primeros”) Lk 13,30). Nel so Cantar, María tchama probes a los que pasan fame... Y pasar fame quier decir muerte inxusta y temprana, olvidaos, escluyíos y siendo vítimes del pekéu. Al pekéu isi poía referise S. Pablu cuando diz que “el últimu enemigu con el que va acabar va ser la muerte” (1 Cor 15,26)... La resurreción ye'l triunfu sobre la muerte y tó lo que la muerte supón; ye´l triunfu de la vía de la que tan embarazaes María (que lu tcheva nes sos entrañes), la Ilesia (que lu tien que anunciar), y la historia (na que se encarnó el Fiyu de Dios.

Seguir leyendo...

DOMINGU XIX

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: A veces paez que andamos a escures, y nun tamos seguros de ná... Tar de acuirdu con lo que Dios mos diz, y seguir a Xesús, nun ye ná fácil. Fáltamos fe. La fe damos la seguriá de lo que esperamos y faimos conocer lo que nun se ve (Heb 11,1). Nun ye que mos dea tener ya lo que tamos esperando, nin que lo viamos como si tuviera delantre... A como i pasó a Abrahán, tener fe ye obedecer a Dios y fiamos dÉl pa dir pel camín que mos señala, 'sin saber nin pa onde va' (Heb 11,8)... Lo que Dios tien dispuesto ye muncho más que tó lo que poemos atopar pel camín, a como yos pasó a los que 'morrieron con fe, en sin atchugar lo prometío, pero viéndolo de tchuiñe y alegrándose de vetcho' (Heb 11,13)... La fe damos aliindu y fuerzes abondes pa ser fieles a lo que Dios mos diz, por más que téamos a escures... Tamos seguros porque Dios lo prometú..

Seguir leyendo...

DOMINGU XVIII

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: El recuirdu de Xesús con que mos atopamos nes mises tien que dexamos un poco tocaos, por tratase de que'l Fiyu de Dios quexo facese home pa poer dar la so vida por tós. Pa eso quexo el cuirpu y la sangre: pa ofrecese a tós, ibual que se ofrez la comía o la bebía. Y dizmos que vive de verdá el que se da a los otros. Por eso empezamos siempre les mises reconociendo que semos pecaores, porque nun pensamos más que en nosotros... Les tchetures de hoi dícenmos que nun téamos tan seguros de que vivir a como vivimos nun sea perder el tiimpu o facer el tuntu. Nun vamos a tener que dar cuenta de les perres que tengamos; tendremos que dar cuenta de lo que fixemos de la vía. El que atropó rikezes nun ye tuntu sólo por entchenase de coses que va tener que dexar; ye tuntu porque foi un niciu, al desvivise tól tiimpu por lo que se desvivú.

Seguir leyendo

DOMINGU XVII

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Padre nuistru: 'Damos el pan que tenemos menester hoi' (Mt 6,11)... El Padrenuistru acuérdamos el Ésodu. Cuando el puiblu pasó fame nel desiirtu, Yavé mandói el maná (Ésodu 16,3)... Pa que acanzara pa tós, Moisés puénxoyos unes normes: 'que cueya caún lo que tien menester, pero que nun buarde ná pa utru día' (Ésodu 16,19). Los que atroparon pa utru día vieron cómo se yos entchenó de cocos y apodrezú (Ésodu 16, 20)... Munchos pedimos isi pan tós los dís: probes y ricos. Pero nun rezamos, porque rezar ye convertise... Xesús, al aprendemos el Padrenuistru, quier acordamos el Plan que Dios tien desde el principiu, cuando el puiblu aprendú a compartir tó nel desiirtu y asina púo sobrevivir... Ambuano munchos muerren de fame, y los grandes almacenes tan acorrumpinaos de comía que apodrez atchí. Mientres tanto los amos de los almacenes ¡rezan Padrenuestros!

Seguir leyendo...

DOMINGU XVI

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: El que sigue a Xesús por haber escoyío ser discípulu dÉl, tien que dir per un camín tchergu, y ándalu viendo y oyendo, tratando de conocer ca vez más a isi Xesús al que sigue. Nun se cansa de ver cómo ye y qué fai; qué diz y cómo ve al mundu y lo que pasa... Yeran munches les muyeres que seguían a Xesús. Xesús empondera a María, la hermana de Marta, 'porque escoyú la parte meyor, y naide i la va quitar' (Lk 10,42). Habíase asentao 'a los pies del Señor oyendo tó lo que decía' (Lk 10,39)... Los maestros xudíos aprendían asina a los sos discípulos... La Misa ye un resumen de quién ye Xesús, de lo que fexo y lo que dixo. Él fexo lo que dixo: amó lo más que púo, hasta dar la so vida por tós... Tamos aquí pa aprender dÉl. Como María nun mos cansamos de oyer lo que mos diz y de acordamos de lo que fexo.

Seguir leyendo...

DOMINGU QUINCE

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: El Evanxeliu de Lukes ye'l de la misericordia. Xesús nun se val del poer nin del tener pa salvamos. Valse de la misericordia... Nel evanxeliu de Lukes esa misericordia vuélvese unes veces perdón (Lk 19,1-10) y otres curación (Lk 17,1-11). Al Xesús que se val de la misericordia pa salvamos, atopámoslu en dos sitios. Nun ta tchuiñe. Nun ye menester subir a lo más empicorotao del ciilu, ni arrefundimos a les fundilaes del mar, pa dar con Él. Dizmos el evanxeliu (Lk 10,25-37) que mos atopamos con Xesús ca vez que mos acercamos al dolor de los hermanos. Tamién mos atopamos con Él -ibual que los discípulos de Emaús (Lk 24,13-15)- cuando parte el pan pa nosotros... Na Ucaristía, Xesús acércasemos pos ye misericordiusu. Vemos incapaces de queremos y de aunimos; nótamos tristes. Quier aprendemos a ser humanos... Nun queremos unos a otros ye inhumano.

Seguir leyendo...

DOMINGU XIV-2019

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Si el domingu paséu oyíamos que Xesús vieno a tchiberamos de lo que nun mos dexa 'ser esclavos de los demás por amor', hoi dízsemos que'l cristienu tien algo de muncho interés que decíi a la xente... Semos del grupu de los que siguen a Xesús; y seguir a Xesús ye pa algo. Si Dios tchama a una persona ye pa encargái algo. Nun semos cristianos pa facer bultu, o pa que se diga que son munchos los que siguen a Xesús. Xesús encárgamos lo mesmo que i encargó el Padre a Él: el so Reinu. Tamos tós invitaos a trabayar pa que venga a nos el Reinu de Dios... Nun trabayar por eso ye dexar de seguir a Xesús.

Seguir leyendo...

DOMINGU XIII-2019

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Sabemos bien lo que foi pa Xesús eso de decidise a 'dir camín de Xerusalén'. Día a xugase la vía pa ver de conseguir que isti mundu nun siguiera montéu nel interés egoísta y na inxusticia. Isi Xesús decidíu a dar la so vía pol bien de tós, invítamos a que lu sigamos. Nun quier que mos engañemos pensando que eso ye cosa de coser y cantar. El Melu féxose emu del mundu, y tien el poer del diniru y de les armes... Nes mises acordámosmos de que'l camín pa facer sapaicer el Mal del mundu nun ye la fuerza, nin les perres, nin les armes. El camín ye entregase por amor. Xesús féxolo asina. El que lu quiera seguir, ya sabe el camín.

Seguir leyendo

CORPUS 2019

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Cá vez que mos axuntamos na misa, acordámosmos de Xesús, de la so muerte y de la so resurreción. Acordámosmos de un Dios que nun ta empicorotéu nel últimu ciilu; al revés, ta clavéu nuna cruz. Acordámosmos de un inocente al que mataron los grandes del mundu, pero que agora tien tól poer nel ciilu y na tierra. Y facémoslo a la vez como convidaos tós a comer na mesma mesa... Isi inocente yera ná menos que el Fiyu de Dios. Acordamos d’Él y de lo que i fixeron, va dir acabando a la tcharga con tó esto que tchamamos 'orden mundial', porque va faciendo crecer el amor, la paz y la xusticia. Y la desibualdá, les inxusticies y la esplotación ya nun tendrán más un sitiu nel mundu.

Seguir leyendo...

PENTECOSTÉS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Xesús prometú mandayos el so Espíritu a los sos discípulos... Nos Fechos de los Apóstoles fálase de varios Pentecostés nos que se fexo sentir el Espíritu Sentu. Del primiru salú la Ilesia (Fe 2,1-13). Del segundu, en tiimpu de persecución, renazú la Ilesia (Fe 4,31). Nutru, bautizose Corneliu y abruse la Ilesia al mundu (Fe 10,44-45)… En Éfesu Pablu bautizó unos discípulos de Xuan, y el Espíritu Sentu entchenó a xente que nun había oyío ná de él (Fe 19,4-6)... El Espíritu de Xesús nun ta quiitu, y fai nacer y renacer la Ilesia y les comuniaes… Nel Antiguu Testamintu cuéntase que Xosué puénxose celusu porque había unos que profetizaban sin que fueran del so grupu, y Moisés contestói: '¡Oxalá recibiera tól puiblu el Espíritu del Señor, y profetizara!' (Núm 11,29)... Ambuano son tamién munchos los Pentecostés: tiempos de cambios nos pueblos, nes persones y na Ilesia, decisiones, compromisos… ¿Nun tuviemos un Pentecostés nuistru?

Seguir leyendo...


DOMINGOS ANTERIORES

OTROS ESCRITOS

36 Aniversario de la caída de Gaspar García Laviana

Un resumen de este texto fue leido en Tuilla el 13 de diciembre de 2014, en el momento de la habitual Ofrenda Floral (1978).

Se cumplen 36 años de no tener a nuestro lado su presencia física. ¿Habrá alguna otra forma de tenerlo cerca, de oír su palabra animosa, de sentir su empuje, de vernos arrastrados por su ejemplo? ¿Podremos aplicar a Gaspar, aquellas palabras del Comandante Tomás Borge refiriéndose a Carlos Fonseca Amador, Gaspar "es de los muertos que nunca mueren"? ¿Será verdad que el espíritu no muere nunca? ¿Cómo podremos sentir vivos sus anhelos, su brío, sus aspiraciones, su palabra viva, sus esperanzas e ideales?

Acordarnos de Gaspar puede ser una manera de hacer que continúe resonando su voz muy cerca de nosotros, buscando convertirse en vida en la historia que nos toca vivir. Conocí personalmente a Gaspar. Soy testigo de sus sueños, de sus luchas, de sus crisis, de sus compromisos, de su entrega a las causas que ameritan y exigen dedicación plena... Tuve y sigo teniendo la suerte de compartir los ideales para los que vivió y por los que se desvivió... Unos días antes de su muerte, el día de santa Bárbara, estuvimos largo rato juntos hablando de su visión de la Asturias que había visitado poco tiempo antes, y sobre todo de sus proyectos de futuro para el día, que veía muy cercano, en que triunfase el proyecto e ideales por los que estaba arriesgándolo todo por los pobres de Nicaragua y del mundo.

Había nacido un 9 de noviembre de 1941, de forma que estos días habría cumplido los 73... Al morir por la liberación de los pobres de Nicaragua acababa de cumplir los 37 años... Su recuerdo perdura, y su espíritu continúa animando a muchos. Y a nosotros nos ilumina y alienta. Hoy quiero contribuir, aunque sea un poco, a que entre unos cuantos de sus paisanos resuene el eco de sus sentimientos y compromiso. ... ... ...

... ... ...Unos años necesitó Gaspar para descubrir que el asistencialismo no solamente no resuelve los problemas de la pobreza, sino que sirve para encubrir las causas de la misma y que desvía la atención y los esfuerzos de los que aspiran a remediar los efectos de la injusticia como son la miseria, el hambre y el dolor de las mayorías: Por eso reconoce: "¡Quise apagar tu pobreza con justicia legalista!"... ¿Se puede apagar la pobreza con lo que la sociedad que tenemos y sus leyes proponen? ¿Quién hace las leyes en una sociedad injusta, capitalista? ¿Aseguran la justicia para los pobres las leyes de esa clase de sociedad? ¿No serán esas leyes un freno para la verdadera justicia?... No se encuentra respuesta pronta a esas preguntas.

Seguir leyendo...