EN EL DIARIO ASTURIANO LA VOZ DE ASTURIAS

 

El miércoles 13 de diciembre aparece  destacado en primera que en la página 17 se puede leer una conversación mantenida con Silverio García Laviana, hermano de Gaspar, cura-guerrillero muerto formando parte de la guerrilla sandinista. Aparece la fotografía de Silverio, recién llegado de Barcelona. La entrevista la hace Julio José Rodríguez Sánchez. Se anuncia también la síntesis que en página 18 hace Fermín Cebolla de la vida en Nicaragua del cura asturiano,

 

“APOSTÓ A TODO O NADA”

En las respuestas de Silverio podemos encontrar el origen de los pasos que fue dando Gaspar hasta entrar en el FSLN: la explotación sexual de menores, lo que le enfrentó a personas muy importantes e influyente. Su compromiso político parte de este hecho y por ls circunstancias que concurrían se puso en contacto con miembros del Frente sandinista, considerando justa su causa, y empieza entonces a trabajar en la clandestinidad con ellos, hasta que fue descubierto, es entonces cuando da el paso definitivo y se convierte en un militante activo hasta llegar a ser comandante”.

Siguen unas palabras de Silverio donde da su visión personal de su hermano: es una persona de una gran sensibilidad, de enorme generosidad para entregarse a las gentes más necesitadas. Realmente era así, confiesa. Muestra de ello también es que mientras estuvo en Madrid fue cura-obrero, trabajando para estar al lado de los más humildes.

Cuando se vieron en Barcelona, como a mediados de 1976, a donde llegó huido de Nicaragua, se dio cuenta que su hermano “estaba muy comprometido y había optado por apostar fuerte, al todo o nada. Quería remediar las injusticias que se dan en Nicaragua y se planteó con toda entereza y seriedad el combatirlo”. “Mi hermano era un hombre valiente y comprometido con los ideales que aceptó defender”. “Era un tío que daba la cara y desde luego la opción que tomó merece todos mi respeto. Sin reservas”.

El periodista termina su reportaje resumiendo la figura de Gaspar: “un poeta, un idealista o un soñador para el pueblo en la lucha por la justicia”.

 

“EL ÚLTIMO CURA GUERRILLERO”

En el reportaje Gaspar García Laviana. EL ÚLTIMO CURA GUERRILLERO, Fermín Cebolla, de Colpisa, señala que la noticia de la muerte de Gaspar se conoce sólo por informaciones de la Guardia Nacional de Nicaragua que “por el momento –insistimos- no ha ofrecido comprobantes fehacientes”. Luego da los datos fundamentes biográficos de Gaspar y señala la situación que vivía este sacerdote en Nicaragua: Estaba en una parroquia donde “Todos (eran) analfabetos, sin escuelas, traté de enseñarles las técnicas agrarias, pero no tenían tierras. Así durante cuatro años”. “Un día me di cuenta de que yo era un servidor más de la tiranía somocista…” Termina diciendo el periodista que en su parroquia de San Juan luchó con todas sus fuerzas para que un amigo íntimo de Somoza cerrara un gran prostíbulo que regía como propietario. No lo consiguió.” En él había muchachas menores de edad.

Al final de esta primera parte del reportaje aparece una errata al hablar de los habitantes de San Juan del Sur que sitúa en más de 600.000, muy lejos de la realidad. Al llegar a Nicaragua se les encarga a Pedro Regalado y a Gaspar atender las parroquias de San Juan del Sur y Tola, que lo harán ambos conjuntamente. Entre las dos casi llegaban a 900 km2. Los habitantes que tienen hoy entre ambas se puede estimar en torno a los 50.000 habitantes. En el año 1975 podría haber unos 20.000 ha. entre San Juan del Sur y Tola.

Sigue hablando el reportaje del problema que suponía para Gaspar optar por la lucha armada y cómo se justificaba en el Documento de Medellín del episcopado latinoamericano: “la insurrección revolucionaria puede ser legitima en el caso de tiranía evidente y prolongada y que atente gravemente a los derechos fundamentales de la persona y al bien común. Habla de sus años de clandestinidad, de su entrada en combate en otoño del 77 y de la encomienda que se le hace del mando de una columna del Ejército guerrillero del Sur. Termina el escrito refiriéndose a su mensaje a los nicaragüenses, próximas las fiestas navideñas, anunciándoles su entrada en combate con el FSLN.

Jueves 14 de diciembre, página 14, ASTURIAS. VALLE DEL NALÓN. LANGREO.

El diario La Voz de Asturias recoge la presencia en Asturias de Ángel Borrajón, representante del Frente Sandinista en Europa Sur para asistir al funeral de Gaspar García Laviana. La crónica la hace Juan José Rodríguez Sánchez.

Señala que la misa fue concelebrada por una veintena de sacerdotes y que la iglesia estaba repleta de gente. Presidió la celebración el Provincial de los Misioneros del Sagrado Corazón quien en la homilía se expresó “con calor y enorme cariño hacia Gaspar y su obra en tierra nicaragüense”. Recuerda “inmensas riquezas de este país y sin embargo la pobreza del pueblo oprimido que sufre en su carne todo tipo de vejámenes”.

Luego viene la entrevista con el dirigente sandinista, quien ante la pregunta: ¿Qué representa para usted el padre García Laviana? Le responde: “un compañero, un hermano sandinista con quien estamos plenamente identificados. Su muerte la sentimos profundamente. Era un gran cuadro militar que apoyaba moralmente la lucha de sus compañeros combatientes, pues tenían una gran confianza en su valor y en su entrega, que había mostrado por todos los lugares donde estuvo”.

Informa el periodista que los deudos han decidido que los restos de Gaspar queden en Nicaragua. La familia se lo ha dicho al representante sandinista, Ángel Borrajón, para que informe de ello al país y sea conocido por todos los nicaragüenses.

El 6 de octubre de 1979 la Voz de Asturias informa de la constitución de un comité de Solidaridad con Nicaragua y que se pedirá al Ayuntamiento de Oviedo que una calle lleve el nombre de Gaspar García Laviana.

LA VOZ DE ASTURIAS DIAS 13-14 DE DICIEMBRE DE 1978