titulo

ASTURIAS. GIJÓN.

Gaspar

-NO ME CLASIFIQUEN. --¡¿Es de izquierda o de derecha!? -Tenga calma. Yo soy como las estrellas, con propia luz en el alma.

ARCHIVO DE NOTICIAS

Haciendo clik en ARCHIVO DE NOTICIAS encontrarás algunas que nos han parecido especialmente importantes.

FINAL DE CURSO 2017 DEL FORO:

Tal como habíamos anunciado, el viernes pasado, hemos clausurado el Curso los miembros del Foro de Cristianos Gaspar García Laviana, junto con un significativo grupo de personas que nos acompañaron, con una interesante conferencia de Xabier Pikaza.

Recogemos algunas afirmaciones más significativas de la misma:

-Si quieres el poder para cambiar el mundo, es muy posible que el poder te cambie a ti, asimilándote a si mismo.

-Las religiones pueden ser la expresión de lo mejor y de lo peor. El cristianismo de occidente se ha unido a los conquistadores para dominar y constituirse en un imperialismo social y económico.

-Solo hay un enemigo de Dios: es el dinero, con los medios que tiene para gobernar cada vez más el mundo a su servicio.

-Jesús les mandó a los Apóstoles ir por todo el mundo a anunciar el Evangelio y a bautizar, pero al final no te van a preguntar por cuántos bautizaste, sino por “tuve hambre y me diste de comer…” Al final solo queda el servicio al hombre, y ahí está Dios. Si nos salimos de esto convertimos el cristianismo en un mito.

Hay que preguntarse por las causas de la pobreza. Helder Cámara decía: “si doy de comer a los pobres me dicen que soy un santo, pero si pregunto por qué hay pobres me llaman comunista”.

-La Iglesia hizo muchas obras sociales, pero derivó mucho hacia el culto. Los ministerios actuales, tal como están, están en fase terminal.

-Jesús mandó a los discípulos de dos en dos: el Evangelio hay que vivirlo en Comunidad y en compañía. La Iglesia ha de ser un cuerpo centrado en la comunión de todos, no una jerarquía, donde los primeros sean los pobres y excluidos.

-La Iglesia como tal no debería tener nada: solo se puede transformar desde un signo de gratuidad.

-En tiempos aún recientes hemos vuelto muchos años hacia atrás. Tenemos que volver a los orígenes del Evangelio. Están muriendo mil años de historia cristiana. Hay que volver a los orígenes.

-En algunos entornos romanos oficiales llaman a los católicos cristianos de primera división, y a los protestantes de segunda. -La vida eterna empieza aquí.

-El único sacerdocio es el sacerdocio común de los fieles. Los ministerios paulinos son laicales, no sacerdotales. El bautismo, la eucaristía y el perdón no son un derecho de obispos y presbíteros, sino un elemento esencial de la Comunidades Cristianas. Los ministros de estos ministerios tienen que salir de la vida de las Comunidades cristianas, pero se han nombrado muchos obispos que no han entendido que es necesario cambiar. Por eso la solución no sería un Concilio Vaticano III solo de Obispos, muchos nombrados en línea sacral e incluso fundamentalista. Serían por tanto poco representativos de la Iglesia en su conjunto y del Evangelio.

A continuación hubo un interesante diálogo sobre estas y otras consideraciones.

Como punto final hubo una breve convivencia en la que tomamos juntos unos pinchos.

EL ARZOBISPO DE OVIEDO VISITA EL C.P, DE VILLABONA
Leer su habitual Carta

CELEBRACIÓN DEL 50 ANIVERSARIO
DE LA ORDENACIÓN EPISCOPAL DE D. GABINO

ANUNCIO DE FINAL DE CURSO 2017
CONFERENCIA DE X. PIKAZA

... 2. Pero Jesús no fue sacerdote, sino laico, en la línea de los profetas y pretendientes mesiánicos, sanadores carismáticos y sabios populares, entre los grupos que había en Israel, retomando los aspectos básicos de la experiencia profética, en una línea no sacerdotal. Por eso, a lo largo de su ministerio no se enfrentó básicamente con los sacerdotes, sino que se mantuvo fuera del campo de su influjo, e incluso les suplantó, ofreciendo el perdón de Dios sin acudir para ello a los ritos sacerdotales del templo, y además comparte con los hombres y mujeres de pueblo la comida sagrada, sin pasar por el templo (multiplicaciones).

De todas formas, en el momento clave de su vida, subió a Jerusalén, no para someterse a los sacerdotes, sino para enfrentarse con ellos, mostrando que el templo había realizado su función y no tenía ya valor sagrado (Mc 11, 15-17). No tomó títulos sacerdotales ni rabínicos, sino que actuó como un simple ser humano (hijo de hombre), sin ordenaciones jurídicas, ni documenta-ciones acreditativas. No fue ungido para ejercer un ministerio sacral en el templo, ni recibió otro tipo de órdenes sagradas, sino que fue un judío marginal, un galileo de extracción campesina, obrero de la construcción (albañil o carpintero), sin tierras propias, ungido directamente por el Espíritu de Dios, como dirá la tradición cristiana, a partir de su bautismo bajo Juan (Mc 1, 9-11).

Había sido por un tiempo discípulo del Bautista, profeta del juicio de Dios que actuaba en el desierto (allende el Jordán), como otros muchos en el pueblo, sin que eso implicara ningún tipo de ministerio sacerdotal. Pero a Juan le mataron, y Jesús tuvo la certeza de que Dios le impulsaba a proclamar e instaurar su Reino (perdón y concordia universal), empezando por los enfermos, marginados y excluidos de Israel (judíos), sabiendo que después se abriría todos los hombres y mujeres, sin necesidad de sacerdotes...

Leer todo...

ASAMBLEA DE ACOMPAÑAMIENTO Y COMPROMISO CON EL PAPA FRANCISCO

Queridos amigos y compañeros:
Un espíritu nuevo y un aire de renovación soplan en la Iglesia. El papa Francisco representa y encarna las aspiraciones y esperanzas de muchos cristianos que queremos que nuestra Iglesia presente al mundo el rostro de Cristo Libertador.
El peso y la inercia de una tradición de muchos siglos se oponen a las reformas urgentes que es necesario emprender. El propio aparato jerárquico de la institución eclesial es hostil a cualquier tipo de cambios y tiene poder para neutralizar las iniciativas renovadoras que se acometan desde el papado, concilios, sínodos...
Ninguna reforma o renovación eclesial será posible si el pueblo cristiano no se implica en su promoción y ejecución. Los cristianos que estamos concienciados sobre esta realidad tenemos la responsabilidad de actuar para evitar un fracaso como el del último Concilio.

Seguir leyendo...

SAN ROMERO DE AMÉRICA

por Jon Sobrino S.J.

TERESA FORCADES EN EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL OBISPO ROMERO