titulo

ASTURIAS. GIJÓN.

Gaspar

NO ME CLASIFIQUEN. ¿¡Es de izquierda o de derecha!? -Tenga calma. Yo soy como las estrellas, con propia luz en el alma.

Comentarios de José María Álvarez


ÚLTIMO ARTÍCULO

ANTE EL CONFLICTO NICARAGÜENSE, GASPAR GARCÍA LAVIANA

Por encima de sus intereses personales y de la Iglesia católica, institución a la que pertenecía, Gaspar puso los intereses del pueblo llano, el pueblo sufriente, empobrecido por los poderosos

Este año recordamos que ya hace cuarenta Gaspar muere en Nicaragua. Después de casi medio siglo de su muerte y del triunfo de la revolución sandinista, este país se ve envuelto en una grave convulsión, de lo que es buena muestra las más de 350 muertes y muchísimos heridos.

Gobierna el país Daniel Ortega, uno de los comandantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), pero lo que no se sabe si es tan cierto es que sea el sandinismo la ideología del actual gobierno. Con el paso del tiempo el sandinismo que triunfó el 19 de julio de 1979 se ve resquebrajado y no parece que él sea reconocido por muchos como la bandera auténtica del espíritu revolucionario del movimiento al que Gaspar García Laviana se integró y por cuyos ideales dio la vida, cayendo en la lucha pocos meses antes del triunfo de los seguidores de Sandino sobre la dictadura somocista.

Creo que les podría servir de mucho a los nicaragüenses recordar al padre Gaspar García Laviana en este cuarenta aniversario de su muerte que coincide con estos tristes momentos que vive Nicaragua. El padre Gaspar pudiera bien ser el camino para reconducir la situación hacia la paz y superar tan lamentable turbulencia que perturba el clima político y social.

La realidad es incontestable, al margen de quienes sean los responsables que provocan tal situación, que según sea quien informe o valore serán unos u otros. Seguro que el P. Gaspar sigue presente en la memoria del pueblo nica y lo considerarán como una de las fuentes más puras de la revolución sandinista en la que todos se podrían inspirar. Si todos se dejasen guiar por él, posiblemente Nicaragua podría encontrar el camino para volver a la paz, ese bienestar colectivo que todas las personas de buena voluntad desean por encima de todo.

Gaspar, un excelente sacerdote misionero y un valiente guerrillero, comandante sandinista en la lucha contra la dictadura somocista, supo, por encima de todo, poner en primer lugar los intereses del pueblo llano nicaragüense, en su gran mayoría asalariados y casi todos campesinos, vestidos siempre de pobreza. Por esta gente Gaspar lo deja todo, deja la vida acomodada que le ofrecía su estatus clerical y se fue a vivir a la dura montaña para poner sobre sus hombros el inhóspito fusil, como diría el obispo Casaldáliga, y colaborar al triunfo de la revolución, nacida con el fin de dar un vuelco a la situación de injusticia y opresión que había en Nicaragua.

Los intereses de los eclesiásticos de entonces, en general, eran bien distintos a los del pueblo. Al menos los de las altas jerarquías. En uno de sus poemas habla Gaspar de obispos que comían con los poderosos del país y de poderosos que comían con los obispos, para denunciar una alianza más que evidente. Él sabía que sería condenado por ellos in saecula saeculorum. Lo fueron también después otros clérigos que apoyaron la revolución.

En el centro mismo del corazón del P. Gaspar estaban solamente los empobrecidos y oprimidos por la dictadura somocista que amparaba los propios intereses de la familia y los de los más ricos: los grandes propietarios de las tierras, de los medios de producción y distribución, profesiones liberales, altos mandos del ejército y guardia nacional… El abuso de autoridad, la represión de Estado, la falta de leyes que amparasen al ciudadano, la organización social que estaba entramada para explorar a los más débiles, fue lo que motivó que aquel noble sacerdote se integrase en la lucha revolucionaria que triunfaría meses después de su muerte.

Su corazón estaba también cogido por el evangelio de Jesús, maestro de misericordia, sentimiento que puso a Gaspar en sintonía con la situación del pueblo sufriente nicaragüense, indefensos ante las agresiones constantes de los poderosos. La misericordia le empuja a la solidaridad afectiva y efectiva, que es donde Jesús centró la auténtica religiosidad que nos relaciona con Dios. Recordemos la parábola del samaritano. El culto que Dios quiere es que ayudemos al que sufre maltrato, que le ayudemos a que recupere la paz rota por la agresión sufrida. No yendo al templo a rezar, como hicieran el levita y el sacerdote, sino sanando sus heridas.

Los que viven en Nicaragua, los que están implicados en los asuntos políticos y sociales, podrán ver las similitudes de aquel entonces y la situación hoy de este país.

Creo que la fe cristiana, el espíritu de Cristo que vive en una persona, le obliga a uno a desasirse de los intereses personales o institucionales privados para comprometerse en favor de una sociedad mejor para todos, por encima de ideologías políticas o de posturas religiosas.

José María Álvarez Rodríguez. 19 de julio de 2018

40.º ANIVERSARIO
DE LA MUERTE DE GASPAR

Gaspar había caído en la lucha contra la dictadura somocista el 11 de diciembre de1978. Al acercarnos al 2018, el Foro GGL pensó que el 40º aniversario de su muerte debiera ser resaltado de manera especial con actividades que estuvieran a nuestro alcance. El fin central de lo que se hiciera debía ser dar a conocer los valores que motivaron la vida de este valiente misionero asturiano, que las terribles circunstancias sociales de Nicaragua le obligaron a participar, muy a su pesar, en la lucha armada que se mantenía en este país.

Gaspar tenía solamente dos opciones. Una era cerrar los ojos, y el corazón, para no ver, ni sentir, la sangrante realidad de la vida del pueblo nicaragüense, campesinos en su mayoría, que estaban sometidos a una férrea dictadura para mantener la explotación que, por una parte, enriquecía mucho a unos pocos, mantenía en una vida mejor a un pequeño grupo de clase media de profesiones liberales y mandos intermedios y, por otra, empobrecía mucho a la gente trabajadora. Esta era la opción más cómoda, viviendo, como es demasiado frecuente en los clérigos, al calor del sol de los ricos, dedicando su vida a impartir los sacramentos a quienes llegan a la iglesia y enseñando una religión que prometía feliz bonanza en la otra vida.

La otra opción que tenía Gaspar es la que escogió: Abrir los ojos y el corazón a la realidad. Especialmente sensible al dolor humano, vio y sintió como en propia carne el sufrimiento de la gente, desamparada, en manos de usureros de riqueza, que, sin escrúpulos los empobrecían y los sometían empleando todas las fuerzas de las que dispone un Estado. Asume, ya desde su llegada, el compromiso de ayudar a esta gente y se pone a su lado. Cuando es consciente de que la única solución es terminar con la dictadura de la familia Somoza y que el camino no es otro que la lucha armada, que ya están haciendo varios grupos, es entonces cuando toma la decisión de entrar en el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). Sabía que estaba arriesgando su vida, pero pensaba que la causa merecía la pena. Terminó muriendo ametrallado en una refriega contra la Guardia Nacional somocista.

En este 40.º aniversario, lo que algunos queremos resaltar de Gaspar es haber escogido el camino más difícil, el que le complicaría la vida hasta el extremo de morir: ponerse al lado de los débiles y defenderles. En un primer momento tratando de despertarles del letargo paralizante en el que vivían, haciéndoles ver que era necesario movilizarse, no cruzarse de brazos ante la injusta situación a la que estaban sometidos. La fe cristiana no nos obliga a estar mirando solamente al más allá. También nos exige hacer un mundo mejor, “el Reino de Dios”, que se fundamenta en la justicia, el amor, la paz… La segunda etapa fue aquella que oficialmente inició con la declaración de la navidad de 1976. Se pone ahora al lado de los que están luchando en el Frente. Fue una decisión costosa, pues como él mismo dice había sido educado para una misión muy diferente. Su generosidad y sus renuncias son también ejemplares.

Para esto queremos hacer memoria especial de Gaspar en el 40.º aniversario de su muerte: para recordar los valores, los sentimientos y las ideas que animaron su vida y le dieron fuerza para asumir su compromiso al lado de los que estaban sufriendo la violencia de las permanentes injusticias, de detenciones arbitrarias, de torturas y demás vejaciones… y para, en la medida de nuestras posibilidades, tratar de imitarle, tal como hoy nosotros consideremos mejor. 23 de junio de 2018



JORNADA MUNDIAL
DEL EMIGRANTE Y DEL REFUGIADO:
Acoger, promover, proteger, integrar

A veces uno se pregunta para qué sirven esos “días mundiales o internacionales de…”, lo que sea, de los tantos que tenemos. Uno mismo se suele responder que no valen para nada. Pero también se pueda asumir la postura positiva representada por las Naciones Unidas que nos indica que tales “días” pueden servir para sensibilizar, concienciar, llamar la atención, señalar que existe un problema sin resolver, un asunto importante y pendiente en las sociedades para que, a través de ello los gobiernos y los estados actúen y tomen medidas o para que los ciudadanos así lo exijan a sus representantes. El problema lo tenemos al ver que es precisamente en el hacer cuando vemos que con frecuencia nos quedamos en nada o en muy poco.

Seguir leyendo...

SENTIR A DIOS EN TODO Y EN TODOS

Estaba yo pesimista. ¡Navidad! ¡Puf..! Tanto fuera como dentro de la Iglesia. ¿Qué tiene que ver tanto montaje económico e ideológico con el nacimiento de Jesús de Nazaret? Cada cual que busque la felicidad (¿el placer?) como quiera y cuando quiera –siempre respetando al otro y lo otro. Pero, qué pena que todo el jolgorio y el negocio se le envuelva con el manto de la “navidad”. ¿La Iglesia no podrá desvincular nuestra celebración del nacimiento de Jesucristo del bullicio festivalero de este tiempo, tal como proponía hace unos días González Faus? ¿Y no está obligada a ir poco a poco desmantelando toda la ideología religiosa que oculta la sencilla, pero grandiosa, realidad humana de Jesús, el profeta de Nazaret, y la enriquecedora propuesta de “vida en Dios” que él ha hecho?

Seguir leyendo...

11 de diciembre 2017
39º Aniversario de Gaspar

Este texto ha sido escrito con el fin de publicarlo en La Nueva España. Se publicó también en Religión Digital, FeAdulta y RRCC.

Leerlo...

REFLEXIÓN ÉTICA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Lo que estamos oyendo es bochornoso. Nos abruma moralmente lo que se ha destapado y lo que se sigue destapando. Los hechos de “supuesta” corrupción entre nosotros, con novedades casi día tras día, nos aturden. Vivimos en un ambiente indecente, escandaloso. Y luego, encima, ver que los “supuestos” corruptos son siempre gentes que están entre los que mejor viven, ver que no devuelven lo robado o lo dilapidado. Ello nos descubre hasta dónde puede llegar la desfachatez de los ladrones de lo público. No olvidemos todos los que sitúan sus caudales en paraísos fiscales, impunemente consentidos por los que tienen en sus manos el hacerlos desaparecer.

Seguir leyendo...

UN APLAUSO PARA EL CARDENAL MARX

No es sólo apoyar al Papa con palabras de aliento y gratitud por todo cuanto él dice y va haciendo. Es necesario acompañarlo con la propia reflexión y la práctica pastoral. Hay que pensar una nueva Iglesia, es verdad, pero sobre todo hay que irla haciendo. Desde abajo y desde arriba. El papa Francisco está estructurando un nuevo modo de ser Papa. Lo mismo debieran hacer los obispos “franciscanos”. Quizás aquí en España no hay muchos, al menos a la vista del cuadro dirigente que últimamente ha sido votado para estar al frente la Conferencia Episcopal. Dejando a un lado los miedos, ellos también tienen que ir rompiendo los moldes “tradicionales” episcopales, como lo hace Francisco, pues no tienen por qué constreñirles tradiciones que incluso no son las más antiguas. Como tampoco ninguna comunidad tiene que sofocar la natural creatividad que siempre en ellas ha existido en la historia de la Iglesia fructificando en una enriquecedora diversidad. La Tradición ha sido conformada paulatinamente durante muchos siglos condicionada por el contexto histórico y por la voluntad de sus protagonistas que han ido tomando decisiones que comportaban con frecuencia novedades. El mismo derecho que les asistía a ellos, les asiste hoy a quienes forman parte de las comunidades cristianas y a quienes las lideran.

Seguir leyendo...

OBRAS DE JUSTICIA,
NO OBRAS DE MISERICORDIA

Tenemos que agradecer a los investigadores y a los pensadores que nos vayan pasando los resultados de sus trabajos. El artículo de Xabier Picaza sobre “las obras de misericordia” me ha resultado sumamente interesante. Hemos reflexionado sobre él en la reunión del mes de Marzo del Foro Gaspar García Laviana. Es verdad que uno ya sabía que no había que confundir lo que es exigencia de la justicia con lo que es de caridad y también que, aunque se llegasen a paliar algunas necesidades desde esta instancia, ello no nos exoneraba de luchar por un mundo más justo donde los seres humanos no se viesen obligados a “vivir de la caridad”, recibiendo por esos cauces lo que se les debiera dar en justicia.

Sin embargo creo que es sumamente importante el llamamiento a no confundir al personal llamando “obras de misericordia” lo que en realidad son “obras de justicia”, al menos visto el asunto desde la perspectiva del evangelio. El camino que nos señala el evangelio de Mateo 25, 31-46 para entrar en el Reino no son “obras de misericordia”, sino más bien “obras de justicia”. A aquellos que dan de comer al hambriento, de beber al sediento, a los que acogen a los extranjeros, visten al desnudo, visitan-cuidan a los enfermos y a los cautivos, “Dios” los llama “justos”. Ello será debido a que han hecho lo que es “de justicia”.

Seguir leyendo...


UN NUEVO ESTILO DE VIDA
Ser ciudadanos ecológicos

En la encíclica LAUDATO SÌ el Papa Francisco hace una dramática invitación a la sociedad consumista a cambiar de estilo de vida. Nos pide que abramos los ojos y veamos el futuro catastrófico al que estamos abocados, si no ponemos coto a nuestros irracionales comportamientos que están produciendo heridas profundas a la Madre Tierra. Nuestro estilo de vida es insostenible: producimos demasiados desperdicios (algunos excesivamente peligrosos), estamos contaminando la atmósfera alterando el medio ambiente más allá de lo sostenible, lo que tiene como consecuencia el aumento de los desiertos, la subida del nivel del mar, catástrofes naturales más frecuentes producidas por lluvias y vientos, etc. Nos advierte la encíclica de que los males que se avecinan no serán sólo naturales sino también sociales debido a que el estilo de vida consumista, para que sea sostenible, sólo será posible para unos pocos, habiendo de quedar la mayoría descartada.

Seguir leyendo



OTROS TÍTULOS:

MANOS UNIDAS

TRUMP

Cardenal Burke vs Papa Francisco

SER CIUDADANOS ECOLÓGICOS

FELIZ NAVIDAD 2016

GASPAR GARCÍA LAVIANA

FIDEL CASTRO

EL PAPA INVESTIGADO

¿ENTERRAMIENTO O CREMACIÓN?

LA BANCA ÉTICA

¿LLEGA EL TIEMPO DE LOS LAICOS?

INFORMACIÓN ENGAÑOSA

ACOSADOS POR EL TERRORISMO

¿DÓNDE ESTÁN LOS PROFETAS?

ANTISISTEMA SOMOS MUCHOS

VENEZUELA

RAZÓN Y CREENCIAS

Una moralidad más allá de lo habitual.

Nos sobran razones para la lucha

DÍA DE LA MADRE TIERRA

Domingo in albis

El imposible pacto con la izquierda

El derecho a decidir

Bienaventurados los misericordiosos

Felicitación navideña

Elecciones generales 2015

Morir en París (II)

Aylan Kurdi

Emergencia Humanitaria

El Papa Francisco a los críticos

¡Estáis haciendo lo que hay que hacer!

Ante el sínodo sobre la familia

Un Papa rompedor

Apoyo al Papa Francisco

W. Kasper llama a la movilización

Dos obispos con los empobrecidos

Día de la Madre Tierra

Amor a la Madre Tierra

50 Aniversario del Vaticano II

Morir en París (I)

Una mirada a la España de hoy

El voluntariado

¿Quién crece en España?

Primero de Mayo 2015

Dar un vuelco a la situación

Profetismo laico

El Papa que yo quisiera

¿Nuevo Papa, nuevos tiempos?

Jornada Mundial por la Paz 2011

VARIOS:

50 ANIVERSARIO DE LA ORDENACIÓN EPISCOPAL DE D. GABINO

Celebración de la misericordia de Dios

Recordando la historia

Mis vivencias pastorales en El Entrego
(1967-87)

PALABRAS PARA
LA REFLEXIÓN
Y COMPROMISO

PAPA FRANCISCO:
«Que nuestro tiempo se recuerde por despertar a una nueva reverencia ante la vida, por la firme resolución de alcanzar la sostenibilidad, por acelerar la lucha por la justicia y la paz, y por la alegre celebración de la vida».

LEONARDO BOFF:
Hasta 1961 necesitábamos solamente del 63% de la Tierra para atender nuestras demandas. Con el aumento de la población y del consumo, en 1975 necesitábamos ya el 97% de la Tierra. En 1980, el 100,6%, la primera Sobrecarga de la Huella Ecológica Planetaria. En 2005 alcanzábamos ya la cifra de 1,4 planetas. Y actualmente, en agosto de 2015, 1,6 planetas. Si, hipotéticamente, quisiésemos universalizar el tipo de consumo que los países opulentos disfrutan, serían necesarios 5 planetas iguales al que tenemos, lo cual es absolutamente imposible además de irracional. Así pues, tenemos que cambiar nuestros hábitos de consumo y las formas de producción y de distribución.

PAPA FRANCISCO
...Digámoslo sin miedo: queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos… Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco.

35 CONGRESO DE TEOLOGÍA
10. Nos comprometemos a luchar contra el modelo económico neoliberal injusto y violento en su raíz, a colaborar en la acogida de inmigrantes y refugiados y refugiadas con las organizaciones que trabajan en esa dirección, a abrirles las puertas de nuestras casas y de nuestras comunidades y a destinar una parte de la colecta del Congreso a este fin.

DE LA EVANGELII GAUDIUM
56. Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común. Se instaura una nueva tiranía invisible, a veces virtual, que impone, de forma unilateral e implacable, sus leyes y sus reglas. Además, la deuda y sus intereses alejan a los países de las posibilidades viables de su economía y a los ciudadanos de su poder adquisitivo real. A todo ello se añade una corrupción ramificada y una evasión fiscal egoísta, que han asumido dimensiones mundiales. El afán de poder y de tener no conoce límites. En este sistema, que tiende a fagocitarlo todo en orden a acrecentar beneficios, cualquier cosa que sea frágil, como el medio ambiente, queda indefensa ante los intereses del mercado divinizado, convertidos en regla absoluta.