titulo

ASTURIAS. GIJÓN.

Gaspar

NO ME CLASIFIQUEN. ¿¡Es de izquierda o de derecha!? -Tenga calma. Yo soy como las estrellas, con propia luz en el alma.

Comentarios de José Álvarez Lobo


DOMINGU TRENTAIDÓS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: La fe nel Dios de Xesús y nel reinu que Él semó, pue dase en toes les cultures, pero tien que ponese en contra de lo que neses cultures hai de pekéu... El cristienu ta metíu na socieá y na cultura, y puen apegasei coses que tan en contra de la xusticia y del amor. Y nun pue tase de acuirdu con etches. Foi lo que fexo Xesús... Ente los seguiores de Xesús hailos que se les dan de importantes, y que yos gusta que los traten de Señor, de santidá, de Eminencia y de Ilustrísima: ye algo mui vieyo. Ye parte de la cultura que mos domina y que mos tcheva a tener amos... Seguro que San Marcos atopó xente désa en so tiimpu, por eso yos acuerda que Xesús tildó a los Maestros de la Lei de falsos y presumíos... El gustín de sentise más que los otros nun tien ná que ver con Xesús. Tampoco lo tien pensar que sin cuartos nun pue trabayase pol reinu: ¡tras los cuartos ta siempre el dolor de otros!... Con perres puen tchevantase edificios, pero la Ilesia de piedres vives sostiense sólo con amor.

Seguir leyendo...

DOMINGU TRENTA Y ÚN

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Volvemos a Misa otra vuelta. Tamos seguros de que i gusta a Dios que lo fagamos. Nun ye munchu sacrificiu, pero facémoslu, anque eso nun puea encomparase con el sacrificiu de Xesús que ye'l que se ofrez na Misa y que ye del que teníamos que acordamos al venir a etcha... Ye tan grande lo que fexo Xesús de Nazaré -Dios y home de verdá- que nu hai que estrañase de que nun mos entre na cabeza: el Dios que ye Amor, yelo de tal forma que da la so vía por los homes, y hasta da la impresión de que los homes semos más importantes que Él. ¿Tanto ye lo que poemos sacar de vivir queriéndomos, que valú la pena isi sacrificiu?... Lo más revolucionario que se puea pensar ye lo que se mos revela en Xesús de Nazaré: ¡Dios (el Grande, el Poerusu) quier tanto a los homes que muerre por etchos!... Por eso la Misa ye'l recuirdu de lo importantes que semos los homes, y de lo importante que ye el queremos unos a otros.

Seguir leyendo...

Día 1 de Noviembre. DÍA TÓS LOS SANTOS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Hoi ye un día de fiesta. La fiesta de la xarabatá de xente que traen na frente la marca que yos puenxo el ánxel. ¡Vamos atopar tanta xente!… Nun ye asuntu de números. Ye cosa de ver cares contentes, y tós cantando... El amor de Dios nun se pue medir con números, de grande que ye… Nel evanxeliu de hoi dizse que tar tchamaos a ser santos ye ibual que tar tchamaos a tar alegres (¡Dichusu!... ¡dichusu...!). La tristeza más grande ye nun ser santos. Hai que entrenase a nun perder la alegría, pa cuando téamos nel ciilu, pa cuando tengamos el ciilu... Xesús diz que naide i pue quitar la alegría al que tien espíritu de probe, al homilde, al que trabaya por la paz y la xusticia, al que tien un corazón tchimpiu, al que se desvive pol Reinu de Dios… El sentu va catar alegría al Monte les Bienaventuranzes... A isi Monte nun se va de turismu. Vase a amar, y a servir…

Seguir leyendo...

DOMINGU TRENTA

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Xesús echoyos en cara a los sos discípulos y a la xente del so tiimpu que tenían bueyos pa ver y nun vían. ¿Valdrá eso pa nosotros?... Y dizse tamién per ende que 'nu hai peor ciigu que’l que nun quier ver'. La cosa ye que nun vemos que peor que tós los terremotos y huracanes xuntos ye pal mundu: que tós andemos tras les perres y el poer, que azacanemos pa nun ser los serviores nin los últimos na socieá, que apitezamos tó pa nosotros... Con Xesús viénomos del ciilu una tchuz que mos lo dexó tó bien claro. Él tresplántamos los sos bueyos propios pa que viamos tó a como Él lo ve: damos la fe... Ceguera ye creer nel egoísmu, na coícia, nes divisiones, nes guerres, na competencia... La fe ye creer nel amor, nel serviciu, nel perdón, na unión, na paz... Tener fe ye tar seguros de que ye ísi el camín, y de que nu hai utru. Y, tando seguros, nun vamos a dexar de dir per él.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTINUEVE

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Venimos a Misa, pero caún trai la so propia axenda. Salimos ibual que entremos, o peor, reburdiando a veces de lo que mos dixeron. Pa algunos, lo de menos ye ver lo que Cristu fai o lo que Él mos diz... Na Misa atopamos a un Sacerdote, Cristu, que conoz bien lo que ye vivir nel mundu, lo que ye ser probe, lo que ye cayer mal a los grandes, lo que ye tener tentaciones, lo que ye morrer. Sabe tamién lo buapo y lo difícil que ye echar del mundu al Melu. Por eso ye compasivu y misericordiusu... Ye Él quien pide a Dios por tós y se ofrez pa que mos tchibremos del Mal... Él ye Rei del mundu, pero el so poer nun ye de dominiu como el de Pilatos, ye un poer de serviciu; lo que se fai a los últimos y despreciaos, faisei a Él. El so poer ye’l que tienen los que se ponen de últimos... El asuntu del poer y el de les perres, traen de cabeza al mundu entiru. Tamién a nosotros... Xesús ta empeñéu en que aprendamos de una vez a nu andar con ganes de apoer a los demás, nin de aprovechamos detchos.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTIOCHO

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: San Marcos dizmos que Xesús va andando siempre (Mc 8,27; 9,30.33) camín de Xerusalén (Mc 10,32), que ye onde va atopase con la cruz. El tchibru de los Fechos de los Apóstoles tchama 'camín' a la comuniá creyente (Fe 9,2; 18,26; 19.9.23; 22,4; 24,14.22)... Discípulu y discípula son los que van con Xesús per isi camín. Ye'l camín de la entrega, del serviciu, del tar dispuistu, de ser a enfrentase a los amos del mundu, sabiendo que hai resurreción... La cruz ye una parte disi camín. ¡Porque, nun mundu montéu nel egoísmu, amar y servir nun puen dase más que crucificaos!... El que vive pa servir a los otros, caiyos mal a los que tan agarraos a los privilexios... El seguimiintu de Xesús sólo lu entienden los que andan con Él pel camín del serviciu. El que tea apeguéu a la idea de un Mesíes gloriusu, en sin cruz, nun va poer ser discípulu dél de verdá. Sin cruz, nin se pue conocer quién ye Xesús, nin qué ye ser el so seguior... El que sabe dir pel camín dándose a los demás, (Mc 8,35), poniéndose el últimu (Mc 9,35), dispuistu a cargar con la so cruz (Mc 10,38), pue ver y seguir a Xesús... La cruz nun ye algo que Dios quiera; la cruz vien del compromisu de servir a los hermanos y de negase a vivir con privilexios.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTISIETE

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Nos capítulos de San Marcos que vemos estos domingos, Xesús anúnciayos tres veces a los discípulos que lu van a matar. Ente'l segundu y tercer anunciu, señálayos unes coses que tienen que dir cambiando los que lu sigan hasta la Cruz. Son cambios nel tretu con la demás xente: ye preciso abrise a los que nun son del grupu, hai que tratar con cariñu a los que nun son ná y a los marxinaos, hai que ser desprendíos, el tretu del home y la muyer tien que ser como ente ibuales. Xesús acláramos el plan de Dios no tocante a la parexa humana, y pa los que lu sigan nun dexa que’l home sea el emu de la muyer... Lo que va ser el mundu xuégase desde la parexa humana. Que la xente aprienda a querese, a respetase, a perdonase, a entendese y ponese de acuirdu, tien que ver con la parexa. Que sepamos tós lo muncho que val el amor, la unión, el tomase en cuenta unos a otros, la paz, el sacrificase por los demás, ye alreor de la parexa onde se apriende... Étcha nun ye sólo pa multiplicar la especie; ye tamién pa que los que nacen sean de verdá humanos, y eso nun se consigue más que nel amor, na paz, nel perdón. Con una parexa humana apriéndese a ser humanos.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTISÉIS

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Semos mui daos a ver de mala manera lo que faen los demás, por mui bueno que sea. Munches veces i cai a la xente mal algo ná más porque son otros los que lo faen... Los dirixentes de la socieá civil tan siempre dando les taches a lo que faen los otros, sólo porque yos puen quitar el poer al quitayos clientes o votos. Les coses nun tenían que ser asina, y teníamos que ponemos contentos cuando lo que se fai ye en beneficiu del puiblu... Pero, si eso pasa ente los cristianos, que tenían que ser furmiintu de un mundu distintu, ¿quién va poer cumplir con esa tchabor? Los poblemes disti mundu tienen menester de que mos enfrentemos tós xuntos a etchos. ¡Hai que axuntar manes y tchombos!... Venimos a oyer al nuistru Padre Dios. Tien algo que decimos nisti asuntu. Pa entender lo que mos diz, ye preciso atchimpiase de egoísmos y dexar de ser interesaos.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTICINCO. Tiimpu Ordineriu

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Xesús taba dispuistu a morrer por tós, nun pensaba más que nel bien de los otros, y los sos seguiores andaban mientres tanto engarrapelaos por ver cuál de tós día tener un kergu meyor. Pero dábayos reperu que Él se enterara de les preocupaciones que tenían... ¿Nun mos pasa otro tanto? Tchamamos cristienu a isti mundu nuistru, y tenémoslu montéu sobre la competencia; como quien diz: nun facemos más que engarriamos por ver quién ye’l que se endamia más eltu, quién apué más, quién atropa más.... Tamién pa nosotros tien Xesús unes palabres pa emendamos la plana: 'El que quiera ser el primiru, que sea el últimu de tós y el servior de tós'... San Marcos valuse deses palabres pa emendayos la plana a los cristianos del so tiimpu; pero seguro que tamién mos vienen al díu a nosotros... Ye ésa la sabiuría que vien de riba… Con el aquél de aprender de Xesús, y sabiendo lo fácil que ye dexase tchevar del 'furmiintu de los fariseos y herodianos', venimos a acordamos del que ye el primiru porque se puenxo el últimu y foi el servior de tós: Cristu Xesús.

Seguir leyendo...

DOMINGU VENTICUATRO. Tiimpu Ordineriu

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Los discípulos siguen a Xesús. Piensan que lu conocen bien, pero nu entardan en dase cuenta de que nun ye lo bastante... ¡Pasoyos como a nosotros!. Tas creíu de que conoces de sobra a Dios y lo que Él pide de nosotros, y nun tardas en date cuenta de que Dios ye distintu de a como lu habías pensao, y que lo que pasaba yera que tabas queriendo valite dÉl… Venimos a atopamos con Xesús na Misa, y esperamos vemos con el Mesíes grande, poerusu, rei de ciilu y tierra, convencíos de que sólo ún que sea asina pue tchibramos de tós los males. Pero resulta que mos atopamos con ún que ye probe, que vieno a servir a tós, y que los amos del mundu faen burtcha de él y lu matan… ¿Qué clase de tchiberaor ye ísi? ¿Seguimos creyendo que ísti del que mos acordamos na Misa, muirtu y resucitéu sea el Mesíes?... Él faimos tamién la pregunta que fexo a los sos discípulos... De verdá: ¿quién ye pa nosotros Xesús de Nazaré?

Seguir leyendo...

DOMINGU 23 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Tiénenmos aturdíos les voces de los que mandan nisti mundu. Válense de tó pa que la so palabra tchegue a tós y la so voluntá se cumpla en tós los tchaos … Y paez que del puiblu puen decise les coses que decía Isaíes nel so tiimpu: que ta ciigu, surdu, cuxu, múu. El profeta pedricaba que dían cambiar les coses, y que’l puiblu día ver claro, faríase oyer, tendría xusticia y paz, oyería la voz de los sos ibuales y amigos, y nun lu seguirían atronicando con berríes los que lu tenían amedrentéu y estrapéu… Venimos a misa porque sabemos que Xesús tien palabres que sanan, y que ayúa a la xente pa que se tchibere... Con la homildá de los que nun puen oyer nin decir más que lo que yos mandan los amos del mundu, catamos a Xesús; Él va decimos la so palabra y con etcha va damos el Espíritu que mos fará capaces de amar, y va tchibramos del poer de los amos del mundu, que mos obligaban a tar de acuirdu con la inxusticia y el desamor.

Seguir leyendo...

DOMINGU 22 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Los evanxelios pónenmos sobre avisu del peligru de asomeyamos a los fariseos. Poemos tratar de domar el evanxeliu faciendo que consista en unes normes que mos obligamos a cumplir en sin que se mos pida más. El que fai eso ya pue quease tranquilu y creese meyor que los demás. Hasta poemos pensar que 'venir a Misa' ye lo que val, y nun demos importancia a asomeyamos a Cristu, ofreciéndomos tamién pa facer que’l amor tea de a fichu nel mundu entiru... 'Venir a Misa' tenía que ser venir a acordamos de lo que fexo Xesús: entregar la so vía pa quitar el pekéu del mundu. Isi recuirdu debía ser pa invitamos a comprometemos en cambiar isti mundu, pa que nun fabrique probes, marxinaos, ni emigrantes sin derechos.

Seguir leyendo...

DOMINGU 21 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: La fe tien que ver con la memoria. Acordase de lo que mos vieno gracies al amor y a la unión, a la paz y a la xusticia, ta nel principiu de la fe nel Dios vivu... Ibual pasa al revés: acordase de lo que mos cayú enriba por nun queremos, o por vendemos a los amos del mundu, ye preciso pa atinar a la hora de escoyer. Porque tener fe en Dios ye escoyer el amor, la paz y la xusticia, seguros de tó lo que van a traemos; la seguriá ésa básase no que mos trixeron y mos tan trayendo. Y seguros tamién de que, si nun vamos per isi camín, les coses van dimos mal... Venimos a Misa pa acordamos de cómo el home que foi Xesús, amó hasta lo último, en sin volvese p'atrás del camín que escoyú, por mal que i fuera por etcho; y de que por eso Dios resucitolu y diói tós los poeres nel ciilu y na tierra. Cuando mos acordamos dÉl éntranmos ganes de dir pel camín que Él tchevó, seguros de que vamos a tchegar al tchugar onde nun van a faltar nunca el amor y la unión.

Seguir leyendo...

DOMINGU L'ASCENSIÓN

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: La preferiencia de Dios pol débil y el oprimíu atópase en tó la Biblia. El Cantar de María acuérdamoslo bien acordao: “baxa del trunu a los poerosos y pon arriba a los homildes, a los afamiaos entchénalos de bienes y a los ricos despídelos con les manes vacíes”. Ye lo que se tchama “la inversión mesiánica”. Xesús diralo más terdi: “los postreros serán los primeros”) Lk 13,30). Nel so Cantar, María tchama probes a los que pasan fame... Y pasar fame quier decir muerte inxusta y temprana, olvidaos, escluyíos y siendo vítimes del pekéu. Al pekéu isi poía referise S. Pablu cuando diz que “el últimu enemigu con el que va acabar va ser la muerte” (1 Cor 15,26)... La resurreción ye'l triunfu sobre la muerte y tó lo que la muerte supón; ye´l triunfu de la vía de la que tan embarazaes María (que lu tcheva nes sos entrañes), la Ilesia (que lu tien que anunciar), y la historia (na que se encarnó el Fiyu de Dios).

Seguir leyendo...

DOMINGU 20 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: ¡Cuánto tenemos que sufrir por nun queremos, y por tchevamos mal unos con otros! ¡Cuántes alegríes dexamos de tener por tar dividíos, y por nun perdonamos! ¡Cuántes coses dexamos de facer por nun ser a entendemos!... La tchiberación de los males nun se pue dar si nu hai unión. La cultura del 'caún pa sí' nun mos dexa baxar el ciilu a la tierra. Al revés: traimos el infiirnu... La Ucaristía ye la mesa onde compartimos el pan; ye’l anunciu de que’l ciilu pue baxamos, pos ya compartimos el pan, y el pan compártenlu los que se quieren... Dios, que ye Amor, ta onde se comparte’l pan, y fai que la xente lu sea a compartir, que ye la señal de que se quier. Y compartir el pan ye compartir la vía… Venimos a compartir el pan que Dios mos da, y queremos ser a compartir la vía, como fai Cristu, que al damos el so pan, damos tamién la so vía.

Seguir leyendo...

DOMINGU 19 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Algo ta pero que mui mal nesta socieá que i paga millones a ún que vien a dar pataes a un balón, mientres i pon trabes al que vien a trabayar. Mui tracamundiaes deben tar les coses cuando ye’l interés especulativu el que decide lo que val la xente. Lo peor de tó ye que ún ya ta canséu de oyer que nu hai Dios que faga cambiar les coses, y que asina van seguir siempre... Dios sigue falando, y tenemos ganes de ver qué mos diz, cómo quier que sea el mundu, y qué ye lo que espera de nosotros. La so Palabra ye Xesús de Nazaré: el Fiyu de Dios fichu home. Si mos paez que ye cansao eso de trabayar por cambiar isti mundu, nun tenemos más que acercamos a Él y pedíi mos dea el so Espíritu que ye’l Amor. El amor fai que se atchixeren toes les cargues. A eso venimos a Misa: a entchenamos del Espíritu de Xesús.

Seguir leyendo...

DOMINGU 18 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Una de les consecuencies del pekéu ye que mos vuelve pasivos, sin espíritu y sin ganes de esforzamos. Los xudíos habíanse apuntao pa dir a una tierra meyor; pero al ver que eso nun yera fácil, punxéronse a reburdiar en contra de Moisés y de Dios... A nosotros pásamos algo asomeyao. Nun queremos trabayar pol bien del puiblu, pol bien de tós. Preferimos que otros mos lo dean tó fecho. Pero asina nun vamos asomeyamos al Dios que ye creaor, y que mos dio poer pa dominar la tierra y facer que sea lo que la xente tien menester que sea... Fáenmos falta espíritu y ganes. Sóbramos egoísmu... Venimos a Misa catando capaciá pa amar, y munches ganes de poner nel mundu xusticia, paz y pan pa tós... Vamos atopar tó eso en Xesús... Nu andamos viendo cómo sentimos bien: tenemos ganes de saber lo bien que se pue sentir la xente si nosotros la queremos.

Seguir leyendo...

DOMINGU 17 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Los cristianos axuntámosmos alreor de una mesa. El Reinu de los cielos asoméyase a un banquete. Los profetes falaban de que Dios tien preparéu un banquete. A isi banquete tamos tós invitaos. Nél tenemos sitiu tós. Isi banquete -isi reinu- ya ta ente nosotros: ye pa agora tamién. Pero paez que tuviéramos mieo a que nu acancen la comía y la bebía, y atropamos les coses como si nun fuéramos invitaos más que nosotros. Munchos millones de persones nun tan a la mesa, y pasan fame, y muerren antes de tiimpu. Hai unes parees mui altes que nun dexan a munchos pasar aonde ta la mesa. ¿Qué dirá el nuistru Padre Dios?... ¿Na Misa compartimos mesa y pan. Y Dios nun se cansa de decimos: '¡repartíi, compartíi!, ¡vais a ver cómo acanza pa tós!; ¡y hasta sobrará!'

Seguir leyendo...

DOMINGU 16 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Axuntámosmos alreor de la mesa que Dios el nuistru Pa mos tien prepará. Facémoslo porque semos la so familia, y porque queremos ser ca día más amigos y hermanos unos de otros... Acordámosmos de Xesús de Nazaré, el muirtu y resucitéu por tós. Él ye pa nosotros comía -damos fuerza y espíritu pa poer aunimos y queremos-. Ye tchuz pa nu andar a escures y pa poer atolenar cuántes alegríes perdemos por tar dividíos caún pa sí y en contra de tós. Compadezse al vemos escabarriaos, 'como oveyes en sin pastor', entcharaos de poblemes, pente xarrascales y venceyales... Pero de poco mos val que mos atchume si zarramos los bueyos o amiramos pa utru tcheu. Por eso mos axuntamos aquí, porque creemos nÉl y mos fiamos dÉl. Ye de fiar: nin se engaña nin mos engaña.

Seguir leyendo...

DOMINGU 15 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Arrodiaos como tamos de xente que nun se mueve más que pol interés (pol porbuiyu), y pa la que nu hai más dios que’l diniru, venimos a misa pa oyer a Xesús, el profeta al que Dios mandó a decimos que Él mos escoyú pa que nun mos entafarráramos del egoísmu, pa que fuéramos santos, y los sos fiyos y hereeros. Como profeta que ye, quier que sepamos lo mentirusu que ye’l Emu del mundu, y los estragos que fai al haber fecho que nun se mueva ná si nun ye pol interés egoísta... De Xesús vamos aprender. De Xesús vamos a recibir el Espíritu. Si mos fiamos dÉl, nun mos va a pesar... Vieno a quitái el poer al Melu. Y cuenta con nosotros pa eso: pa quitayos el poer al egoísmu y al diniru, y dexáyoslu al amor y a los probes.

Seguir leyendo...

DOMINGU 14 DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: 'Munches veces, y de munches maneres, habíaseles arreglao Dios pa falayos a los antepasaos nuestros, hasta que nestos últimos dís mos faló a nosotros per entemedies del so Fiyu' (Hebreos 1,1-2). Y sigue falándomos... Reunímosmos hoi aquí pa oyer lo que mos diz... La Palabra de Dios féxose home y salmos a la escontra acordándomos lo que fexo y dixo… Nes mises déxamos un rekéu: lo que trai la salvación ye’l amor, y, pa que’l mundu se salve, el amor tien que tomar cuirpu en nosotros y nel puiblu. Ye lo que fexo el Dios que ye amor: tomó cuirpu en Xesús de Nazaré y puénxose a facer el bien a tós... A nosotros escuéyemos pa que’l amor entchene el mundu entiru.

Seguir leyendo...

DOMINGU TRECE DEL TIIMPU ORDINERIU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: La memoria ye’l tchugar de la fe, por eso la biblia quier que la xente se acuerde de lo que Dios fexo pol puiblu: 'Cuando un día te pregunte el to fiyu qué son eses normes que’l Señor mos dio, has de contestái: Yéramos unos esclavos en Exiptu, y el Señor sacomos de atchí... Y mandomos cumplir eses normes pa que poamos seguir viviendo siempre bien’ (Dt 6, 20-25)... Vivir bien ye lo que se saca de facer lo que Dios manda... Y nutru sitiu dizse: 'Atendéi: hoi pongo delantre vuestra la vía y el bien, la muerte y el mal. Escoyéi la vía, y vais a vivir’ (Dt 30,15.19-20). Y: 'Atendéi pa les palabres que vos digo hoy; gracies a etches vais a poer vivir munchos años na tierra que vos doi' (Dt 32, 46-47). ¿Los pueblos tarán morriendo por nun facer lo que Dios mos diz?

Seguir leyendo...

DÍA SAN XUAN

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: San Pablu diz que 'la creación entera sigue con los ayes y quexíos de la parición' (Rom 8,22). Nos años prósimos al nacimiintu de Xesús les coses taban tan mal que'l puiblu ya nun les abuantaba. Aquetcho tenía que acabar, pa dexar el sitiu a algo nuevo y meyor. El creyente ve neso la mano de Dios. Yera precisa la voz del que fixera apaicer eso nuevo. Y había que atopar a esa persona... Xuan foi como el centinela que, despiirtu, diose cuenta de que la nuiche taba acabando (Is 21,11). Algo viu en Xesús, -no que decía y facía-, pa señalar que con Él ya había empezao lo nuevo y bueno.

Seguir leyendo...

DOMINGU ONCE T.O.

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Xesús vieno a semar el Reinu de Dios... A los xudíos asustábalos prenunciar la palabra 'Dios', por eso S. Matéu en ve de decir 'Reinu de Dios' diz siempre 'Reinu de los cielos'. Pero, si el Reinu que semó Xesús fuera solo pal ciilu, nun tendrían sentíu toes les paráboles que puenxo: que'l reinu de los cielos ye asomeyéu a una re que pesca peces bonos y malos; que ye como una tierra onde se semó trigu y se i entremezú cizaña; que ye como una ayalga enterrá; que ye como un grenu; como el furmiintu... Nel Evanxeliu de hoy sigue Xesús falándomos en paráboles... ¡Failo na esperanza de que entendamos!.

Seguir leyendo...

DOMINGU DIEZ T.O.

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Nel mundu hai un plan contreriu al de Dios. Acordámosmos de etcho en toes les mises, al acordamos de que a Xesús de Nazaré lu mataron los que tenían un plan distintu pa etchos y pal mundu. Los que tienen isi plan contreriu al de Xesús resístense y válense de tó. Hasta tratan de valise de la idea de un dios que tea de acuirdu con el mundu empecatéu que tenemos, entchinu de inxusticies, desibualdaes y guerres. Y quieren que tós piensen que'l melu ye'l que ta empeñéu en que haya xusticia y pan pa tós... ¡Cuántes veces la relixión valú pa que la xente nun quiera cambiar isti mundu! ¿Nun fixeron de etcha opiu?

Seguir leyendo...


DOMINGOS ANTERIORES

OTROS ESCRITOS

36 Aniversario de la caída de Gaspar García Laviana

Un resumen de este texto fue leido en Tuilla el 13 de diciembre de 2014, en el momento de la habitual Ofrenda Floral (1978).

Se cumplen 36 años de no tener a nuestro lado su presencia física. ¿Habrá alguna otra forma de tenerlo cerca, de oír su palabra animosa, de sentir su empuje, de vernos arrastrados por su ejemplo? ¿Podremos aplicar a Gaspar, aquellas palabras del Comandante Tomás Borge refiriéndose a Carlos Fonseca Amador, Gaspar "es de los muertos que nunca mueren"? ¿Será verdad que el espíritu no muere nunca? ¿Cómo podremos sentir vivos sus anhelos, su brío, sus aspiraciones, su palabra viva, sus esperanzas e ideales?

Acordarnos de Gaspar puede ser una manera de hacer que continúe resonando su voz muy cerca de nosotros, buscando convertirse en vida en la historia que nos toca vivir. Conocí personalmente a Gaspar. Soy testigo de sus sueños, de sus luchas, de sus crisis, de sus compromisos, de su entrega a las causas que ameritan y exigen dedicación plena... Tuve y sigo teniendo la suerte de compartir los ideales para los que vivió y por los que se desvivió... Unos días antes de su muerte, el día de santa Bárbara, estuvimos largo rato juntos hablando de su visión de la Asturias que había visitado poco tiempo antes, y sobre todo de sus proyectos de futuro para el día, que veía muy cercano, en que triunfase el proyecto e ideales por los que estaba arriesgándolo todo por los pobres de Nicaragua y del mundo.

Había nacido un 9 de noviembre de 1941, de forma que estos días habría cumplido los 73... Al morir por la liberación de los pobres de Nicaragua acababa de cumplir los 37 años... Su recuerdo perdura, y su espíritu continúa animando a muchos. Y a nosotros nos ilumina y alienta. Hoy quiero contribuir, aunque sea un poco, a que entre unos cuantos de sus paisanos resuene el eco de sus sentimientos y compromiso. ... ... ...

... ... ...Unos años necesitó Gaspar para descubrir que el asistencialismo no solamente no resuelve los problemas de la pobreza, sino que sirve para encubrir las causas de la misma y que desvía la atención y los esfuerzos de los que aspiran a remediar los efectos de la injusticia como son la miseria, el hambre y el dolor de las mayorías: Por eso reconoce: "¡Quise apagar tu pobreza con justicia legalista!"... ¿Se puede apagar la pobreza con lo que la sociedad que tenemos y sus leyes proponen? ¿Quién hace las leyes en una sociedad injusta, capitalista? ¿Aseguran la justicia para los pobres las leyes de esa clase de sociedad? ¿No serán esas leyes un freno para la verdadera justicia?... No se encuentra respuesta pronta a esas preguntas.

Seguir leyendo...