titulo

ASTURIAS. GIJÓN.

Gaspar

NO ME CLASIFIQUEN. ¿¡Es de izquierda o de derecha!? -Tenga calma. Yo soy como las estrellas, con propia luz en el alma.

Comentarios de José Álvarez Lobo


Tiimpu Ordineriu
DOMINGU SEGUNDU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Ente la Epifanía -que ye cuando Dios se mos da a conocer a los que nun semos xudíos- y la cuaresma, vamos viendo el mistiriu de cómo el Señor va dándose a conocer al puiblu. Y al conocer a Xesús, vamos conociendo a Dios. Ye un Dios mui distintu de a como lu piensa la xente... El únicu que conoz bien a Dios ye Xesús, porque vieno de Él, y porque ye el so Fiyu. Al Padre nun lu conocemos más que al conocer a Xesús (Xn 8,19; 14,7). Dizmos tamién a nosotros: 'El que me viu a mí, ya viu al Padre' (Xn 14,9)... A les reuniones de la comuniá cristiana venimos con ganes de conocer a Xesús; asina conocemos al Padre. Y conocer al Padre y al que Él mos mandó, traimos paz y contintu, y faimos cambiar hasta asomeyamos a Él... El Dios que se mos revela en Xesús ye un Padre buinu, un amigu dispuistu a morrer pa vemos felices... Nes mises aprendemos eso de la so Palabra y del recuirdu de lo que fexo el so Fiyu: morrer por salvamos. Con la so Palabra y con el recuirdu del pan y el vinu damos Dios el so Espíritu y entchénamos de fe y de esperanza, y muévemos a damos pol bien de tós.

Seguir leyendo...

BAUTISMU DE XESÚS

MONICIÓN DE ENTRÁ: El bautizu de Xesús, nos Evanxelios, ye bastante más que un ritu: ye'l principiu de la so vía pública. Emprincipia la so mayoría de edá: sábese escoyíu de Dios pa semar amor y xusticia nel mundu; siéntese animéu y fuerte pa enfrentase al reinéu de la inxusticia y la violencia; ama y piensa a como ama y piensa Dios, del que se reconoz Fiyu; nun ye pa abuantar que la xente tea penando porque nu hai bondá nin paz; y sábese entchinu del Espíritu Sentu que lu obliga a ponese manes a la obra... El bautismu del cristienu ye tamién muncho más que un ritu: nun ye sólo tchavase y apuntase nel rexistru de los creyentes. Trátase sobre tó de sabese escoyíu de Dios pa que nel mundu haya amor y xusticia, y de nun ser a vivir más que pa eso porque el Espíritu Sentu nun lu dexa quease de manes cruzaes mientres reine el Melu nel mundu.

Seguir leyendo...

DÍA DE LA EPIFANÍA

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Epifanía ye ‘dase a conocer’. Por eso ye una fiesta pa que nun cayamos na tentación de facer de la Naviá algo particular de caún, y encárgase de poner al Salvaor nes forcaes de los caminos onde lu vea túl mundu... Nos sitios importantes nun puen entrar más que mui poconinos; a los otros tórganlos pa que nun pasen. Por eso el día Epifanía ye un desafíu pa ver si puen quitase les sebes y muñones que nun dexan que los bienes acancen pa tós... Xesús nun vieno sólo pa unos pocos privilexiaos, nin pa un puiblu súlu, vieno pa tós: y los primeros son los más probes y marxinaos, como aquetchos pastores que tenían que pasar la nuiche al raso… Los otros, pa atopase con el salvaor, han de dexar los palacios, porque ye nel esteblu, ente los marxinaos y siendo ún detchos, onde lu van atopar.

Seguir leyendo...

Día primiru de xiniru
SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS

MONICIÓN DE ENTRÁ: Nun sabe ún bien cómo debíamos de emprincipiar un eñu nuivu… Lo que se fai ta reketesabío. Pero ¿ye asina como mos paez que debía emprincipiase? ¿Qué fixemos del tiimpu hasta agora, y qué tenemos pensao facer del que mos dean de hoi palantre?... ¿Tamos conformes con el cómo tuviemos viviendo, en sin amirar por qué facemos lo que facemos?... El cristienu atópase al emprincipiar el eñu con un Nenín que ta acabantes de nacer y con la Madre dél, que paez que mos quieren aprender algo… Pero una familia probe que ta viviendo de prestao nun esteblu, ¿tendrá alguna cosa importante que decimos y aprendemos?... Lo que mos diga, ¿valdrá la pena oyetcho? O ¿valdrá más seguir oyendo a los de siempre? De toes formes nun tará mal preguntamos quién mos dirá lo que puea dar valor y sentíu a seguir viviendo… Na liturxia de hoi axúntanse munches coses: el Nenín acabantes de nacer y la so Madre, el eñu nuivu que tchegó y lo que entamamos pa él, los suaños y planes pa nosotros y pal mundu…

Seguir leyendo...

LA SAGRÁ FAMILIA

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: El Dios que ye Amor féxose home. Desde entós hai un home que ye Dios -el Fiyu de Dios-, y asina Dios quier a los homes con espíritu y entrañes de home. Él sabe lo buapo que ye querer y ponese al serviciu de tós. Y sabe lo que presta que a ún lu quieran. Pero sabe tamién lo que cuesta amar... A Él costói ná menos que morrer crucifikéu. Foi aprendiéndolo desde ninu. Prestabai que los sos pas y la so familia lu quixeran... Aprendú tamién lo mal que sienta a ún que nun lu quieran, que i fagan burtcha, que lu ofiendan. Pasolo tan mal o peor que los que emigran, o los que nun tienen casa, o que los traicionaos por los que etchos más quieren... Lo que meyor aprendú foi a facer que la so vía valiera pa tchevar el bien a tós. Aprendiéronilo ya en so casa... La misa acuérdamos que eso tomolo mui en serio, y que val la pena dar la vía pol bien de tós... A eso apriéndese en casa. Ye atchí onde se apriende a querer que'l mundu entiru sea una familia grande.

Seguir leyendo...

NAVIDÁ

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Ya tamos na Naviá. Anque nun sabe ún bien qué ye lo que celebra isti mundu nuistru. A veces paez que les naviáes nun son fiestes más que pa families acomoaes y pa los grandes comercios… Pa munchos ye cumplir unos ritos pos nun quea utru remidiu: comprar regalos, axuntase en familia y con amigos, felicitar les pascues y l’eñu nuivu, acordase de los que ya nun tan con nosotros... Pa otros, ni eso... P'algunos tamién ye menester cantar un villancicu que utru, dir con los nenos a la cabalgata, y hasta oyer misa. Pero el sentíu cristienu de la naviá... Eso nin mos suena casi... Nin María nin Xosé sabían qué yeran les Naviaes; nin los pastores. Nun lo sabía tampoco Herodes; que si lo hubiera sabío, nun sé la que hubiera armao. Pue ser que hasta se i hubiera ocurrío ún de los negocios que se faen estos dís; o un antruxu como el de la Tele... Nun lo sabían nin siquiera les autoriaes relixioses. De sabetcho, hubiera nacío nel Timplu, ente inciensos y sacrificios, arrodiéu de sacerdotes... Pero la Naviá planeola el Dios del ciilu. Por eso foi como foi… Isaíes y Lukes puen ayuamos a saber cómo quexo Dios que fueran.

Seguir leyendo...

DOMINGU CUERTU DE AVIINTU.

MONICIÓN DE ENTRÁ: Tamos en vísperes de la Naviá. La xente anda azacanando por mor de les fiestes. Va costamos cayer na cuenta de qué foi la Naviá, y de qué val la pena celebrar... Corremos el peligru de aburrimos, estragaos ya de tanto consumir. Eso de vivir pa derrochar déxamos vacíos per dedientro... Mientres tanto consuélamos saber que hai munchos que tienen ganes de otra cosa: suañan con paz y pan, con xusticia, con tchibertá pa tós... Lo malo ye que mos acerquemos a la xente a contái les mentires nuestres. Pue ser que nun séamos capaces de decir la verdá: el bienestar fichu de perres y regalos dexa a ún vacíu... Hoi atopamos na liturxia a dos muyeres y una criatura prósima a nacer: Isabel, María y el que va ser Xuan el Bautista. ¡Son probes y felices!... ¿Seremos a aprender de etchos? ¿Qué cataban y qué atoparon que a nosotros mos falta?

Seguir leyendo...

TERCER DOMINGU DE AVIINTU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Na Misa acércasemos Dios a decimos que mos quier tanto que hasta mos manda al so Fiyu y dexa que muerra por tós pa convencemos detcho. Pa la Biblia, tener a Dios cerca y saber que tien planeao ser amigu nuistru ye razón más que de sobra pa alegrase. Entós ¿por qué andamos atristayaos?... El Dios que atopamos na Misa ye Amor, y dizmos que hai que querer a tós como hermanos. Él compártelo tó con nosotros: el so Fiyu, el so Espíritu, el so Reinu, la creación entera; ¿y, nun seremos nosotros a compartir?... Pue que ésa sea la razón de que nun séamos felices: nun pensar más que en yo, pa mí, lo mió. Dios compártelo tó y ye feliz; los homes acaparamos, aborrecemos compartir, y vivimos mil desgracies... Tamos a les puertes de la Naviá. Naz como home el Fiyu del Emu de tó, y nun tien sitiu onde nacer, tien que emigrar y vive como probe nel mundu que ye de so Padre... Ye lo que pasa y seguirá pasando a la humaniá entera si nu aprendemos a compartir como hermanos lo que Él fexo pa los sos fiyos.

Seguir leyendo...

DOMINGU SEGUNDU DE AVIINTU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Tiimpu de aviintu, tiimpu de esperar y de abrise a los cambios: cambiar de vestíu, de nome (Baruc), de camín (Isaíes)... ¡Cambiar pa que vean tós la salvación de Dios!... Xuan el Bautista sintú que Dios lu había escoyío pa preparái el camín al Mesíes. Puénxose a pedricar que hay que cambiar. Cambiar de forma de comportase y de pensar… La forma nuestra de ser y de pensar débese a la propaganda de los que se fixeron amos del mundu. Pensamos ibual que los que tan arriba... Y esa manera de ser y de pensar tien culpa de lo que mos pasa... Nun ye sólo por mor de otros. Nun semos meyores: arranamos pol poer y los cuartos como etchos… Disponémosmos a recibir al que vien a traer el Reinu de paz y de xusticia... Xuan Bautista dizmos que hai que cambiar, que siendo como semos y pensando como pensamos nun tchevamos camín. O pensamos que son los cuartos los que faen falta pa tchibramos de los males, o pensamos que ye amor y xusticia lo que fai falta... ¡Hai que escoyer!

Seguir leyendo...

LA IMACULÁ CONCECIÓN

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Muncho decimos: ¡Palabra de Dios!, ¡Palabra del Señor!... Pero les más de les veces nin mos importa, nin mos corre priesa cumplir lo que mos diz esa Palabra… Ente tantos ruios, nun semos a atender pa cuando Dios mos fala, a ver qué ye lo que mos diz… Nisti mundu atchoriéu grítanse munches palabres que nun val la pena oyer. Cansámosmos de atender pa etches, y nun mos quea tiimpu nin ganes pa tomar en serio a Aquél 'que tien palabres de vía eterna'... Mientres tamos na espera del que vien a salvamos, la liturxia ponmos delantre a María, la que atendú pa lo que i dixo Dios… Tamién nosotros poemos sentir, amirando pa Etcha, cómo sabe per dedientro que Dios mos diga a caún: 'Alégrate', 'el Señor ta contigo', 'el so Reinu ta cerca', 'pa Dios nu hai ná imposible'...

Seguir leyendo...

DOMINGU PRIMIRU DE AVIINTU

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: ¡A acordamos otra vuelta de que mos tchegó un Salvaor! Vieno a semar amor, paz, perdón, xusticia... El grenu foi Él mesmu: Dios que se fexo home. Espetó nel mundu el amor, la paz, el perdón, la xusticia de Dios. Un día volverá a coyer los frutos de lo que semó: un mundu onde tós se quieran, se perdonen, sean ibuales y lo compartan tó... Mientres vien y nun vien, aquí tamos nosotros. Tócamos la vez: semos responsables de que creza lo semao… La tarea nun ye pekena. Pero ye lo meyor que puea facese. Son munches les coses que tienen que esboronase pa dexar sitiu al amor y a la xusticia. El mundu inxustu que tenemos montéu: tendrá que venise abaxo... A la hora de preparar la Navidá (y de echar al suilu la que tenemos montá) poíamos dexái sitiu al anunciu: 'Hoi van morrer de fame 50.000 nenos. ¡Feliz cena de Navidá!'... Si sólo el anunciu de algo que vien de que tó ande alreor del capital fai que se sientan incomalo los privilexiaos, ¿qué nun pasará el día de la gratuidá? ¡Será el acabose!... Facer que nu entarde en pasar eso, ye ibual que empeñase en que’l sufrimiintu nun sea más el pan de tós los dís pa la xente.

Seguir leyendo...


DOMINGOS ANTERIORES

OTROS ESCRITOS

36 Aniversario de la caída de Gaspar García Laviana

Un resumen de este texto fue leido en Tuilla el 13 de diciembre de 2014, en el momento de la habitual Ofrenda Floral (1978).

Se cumplen 36 años de no tener a nuestro lado su presencia física. ¿Habrá alguna otra forma de tenerlo cerca, de oír su palabra animosa, de sentir su empuje, de vernos arrastrados por su ejemplo? ¿Podremos aplicar a Gaspar, aquellas palabras del Comandante Tomás Borge refiriéndose a Carlos Fonseca Amador, Gaspar "es de los muertos que nunca mueren"? ¿Será verdad que el espíritu no muere nunca? ¿Cómo podremos sentir vivos sus anhelos, su brío, sus aspiraciones, su palabra viva, sus esperanzas e ideales?

Acordarnos de Gaspar puede ser una manera de hacer que continúe resonando su voz muy cerca de nosotros, buscando convertirse en vida en la historia que nos toca vivir. Conocí personalmente a Gaspar. Soy testigo de sus sueños, de sus luchas, de sus crisis, de sus compromisos, de su entrega a las causas que ameritan y exigen dedicación plena... Tuve y sigo teniendo la suerte de compartir los ideales para los que vivió y por los que se desvivió... Unos días antes de su muerte, el día de santa Bárbara, estuvimos largo rato juntos hablando de su visión de la Asturias que había visitado poco tiempo antes, y sobre todo de sus proyectos de futuro para el día, que veía muy cercano, en que triunfase el proyecto e ideales por los que estaba arriesgándolo todo por los pobres de Nicaragua y del mundo.

Había nacido un 9 de noviembre de 1941, de forma que estos días habría cumplido los 73... Al morir por la liberación de los pobres de Nicaragua acababa de cumplir los 37 años... Su recuerdo perdura, y su espíritu continúa animando a muchos. Y a nosotros nos ilumina y alienta. Hoy quiero contribuir, aunque sea un poco, a que entre unos cuantos de sus paisanos resuene el eco de sus sentimientos y compromiso. ... ... ...

... ... ...Unos años necesitó Gaspar para descubrir que el asistencialismo no solamente no resuelve los problemas de la pobreza, sino que sirve para encubrir las causas de la misma y que desvía la atención y los esfuerzos de los que aspiran a remediar los efectos de la injusticia como son la miseria, el hambre y el dolor de las mayorías: Por eso reconoce: "¡Quise apagar tu pobreza con justicia legalista!"... ¿Se puede apagar la pobreza con lo que la sociedad que tenemos y sus leyes proponen? ¿Quién hace las leyes en una sociedad injusta, capitalista? ¿Aseguran la justicia para los pobres las leyes de esa clase de sociedad? ¿No serán esas leyes un freno para la verdadera justicia?... No se encuentra respuesta pronta a esas preguntas.

Seguir leyendo...