LA IGLESIA ESPAÑOLA ANTE LA PRIMAVERA DE FRANCISCO

Gijón, 16 de Junio de 2016. A las 6 de la tarde, en los locales de la parroquia de S. Pedro, comenzamos el acto de final de curso del colectivo “ASOCIACIÓN DE CRISTIANOS GASPAR GARCÍA LAVIANA”. Nos acompaña José Manuel Vidal, Director de la Web RELIGIÓN DIGITAL. Con su palabra nos hará presente la figura del Papa Francisco, a quien queremos con este acto reconocer su esfuerzo de renovación de la Iglesia y agradecer que nos haya devuelto la esperanza y la alegría del evangelio que queremos anunciar. Queremos ser al mismo tiempo contrapeso a la oposición al Papa, que aquí mismo en Asturias se reflejó con la presencia y conferencia en el Seminario Metropolitano del cardenal Müller el 4 de Mayo, personaje que, como todos sabemos, junto con otros prebostes, acaudilla el rechazo del aire innovador franciscano.

Se comenzó el acto haciendo memoria del P. Gaspar García Laviana, MSC, que el 11 de Diciembre de 1978 cayó en combate participando en la lucha del pueblo nicaragüense contra la dictadura somocista. Este grupo quiere mantenerle siempre vivo en su corazón y en este pueblo suyo de Asturias, porque fue portador ejemplar de los valores cristianos proclamados en el Concilio Vaticano II, que le llevaron a un compromiso total al lado de los pobres que en aquel momento allí eran maltratados y explotados hasta el punto que no le fue posible poder pasar sin participar en la lucha armada.

Se recuerda que este año celebraría el 50 aniversario de su ordenación sacerdotal. El 26 de Junio de 1966 celebró en Tuilla su primera misa. Forman parte de este colectivo y están presentes aquí, dos de sus grandes amigos: Alfredo Cueto Rodríguez, de su mismo pueblo y ordenado sacerdote ese mismo año, y José Luis Suárez, MSC, padrino de honor y predicador del misacantano. José Manuel Vidal, además de venir desinteresadamente, tuvo el detalle de regalarnos el libro recientemente reeditado, GASPAR VIVE, sacerdote y guerrillero, de Manuel Rodríguez García, MSC.

José Manuel Vidal comienza felicitándonos por el nombre que escogimos para este colectivo, pues Gaspar García Laviana figura entre los adelantados que conformarían la corriente innovadora de la Iglesia posconciliar. Su muerte le impidió formar parte físicamente de quienes se mantuvieron fieles al Vaticano II. Nos felicita igualmente por haber permanecido en el surco que se comenzó a abrir por aquel entonces. Es verdad que así fue en los que allí estábamos.

Trataré de hacer una síntesis de los apuntes que tomé de la comunicación de Vidal. Comienza diciendo que Francisco es mucho más que un Papa, es un icono humano, espiritual y mediático. Es comparable a Gandhi, Mandela, Luther King… Con grandes dotes de gobierno es al mismo tiempo un personaje cálido, que transmite sólo con su presencia, escuchante, mirándote. Quiere presentarse como un creyente normal, con sus pecados incluidos, que quiere ser seguidor de Jesús. Es un Papa centrado en los evangelios y principalmente en el evangelio de la misericordia. Quiere una Iglesia samaritana, en salida, hospital de campaña y no una Iglesia aduana, controladora. Una Iglesia al estilo de la del P. Ángel.

La primavera de Francisco consiste en descongelar el Concilio Vaticano II, que empieza a enfriarse ya con Pablo VI, como se refleja ya en la Humanae Vitae. Con el Papa Wojtyla los conservadores se hacen con el poder en la Iglesia y todo se desactiva: Conferencias Episcopales, Consejos Pastorales… Se clericaliza la Iglesia marginando a los laicos.

Quiere una Iglesia poliédrica, quiere cambiarla sumando. Estando siempre en proceso, haciéndose al andar. Empleando el tiempo que fuere necesario, discerniendo, en tensión, que a veces él mismo provoca. Es llamativa su misma transformación física: el personaje serio que todos conocían se transforma en el Papa de ahora siempre con la sonrisa en su cara. Está cambiando el papado: el espacio, el tiempo y la forma de ser Papa. No vive donde todos vivían, se dedica sobre todo a la gente más sencilla con un trato personal directo, cercano.

¿Cuaja la primavera del Papa Francisco en España? La gente lo ve bien, es un líder respetado por todos. Incluso algunos políticos de izquierdas lo citan como referencia. A algunos militantes católicos les gustaría que fuese más de prisa, pero hay que dar tiempo al tiempo. Los procesos que se hacen desde arriba y rápidos no suelen cuajar. Son necesarios cambios profundos, los cambios de mentalidad. Es acogido con ilusión por los curas que vivieron el concilio y trataron de llevarlo a la práctica. El clero “joven”, el formado en los tiempos de Juan Pablo II y Benedicto XVI, ya es otra historia. Les cuesta asimilar el tipo de Iglesia que quiere este Papa, el nuevo modo de ser obispos y curas. Es muy importante que se produzca este cambio en el clero, pues es un colectivo muy influyente. Es difícil encontrar obispos “franciscanos”. La mayoría de los que hoy hay son de otro cuño, fueron promovidos por influencia del cardenal Rouco, que aparece él mismo como contrario a las reformas del nuevo Papa. Están callados, no quieren significarse, instalados en la santa prudencia, en el miedo. Les cuesta dejar de ser príncipes para ser uno más. Francisco viene a ser un espejo que incomoda porque les exige un cambio de vida, que es posible que les afecte más que si se tratase de un cambio de doctrina. Pero el cambio es irreversible. Hay un magisterio ya creado, que, por cierto, nos pasa por la izquierda. El Papa Francisco ha creado escuela: de vida y de doctrina. Nadie podrá cambiar la primavera en primavera.

 

Una vez terminada la comunicación de José Manuel Vidal, se inicia un animado coloquio, donde los participantes reflejan sus inquietudes entre las que destacaron la preocupación por la postura de los jóvenes ante la Iglesia y el evangelio de Jesús por ella predicado.

 

Como punto final de este acto se lee un comunicado recogiendo el manifiesto de adhesión de los presentes al Papa Francisco y el rechazo de la postura del Delegado de Pastoral Penitenciaria y Arzobispo de Oviedo con los voluntarios que asistían a la cárcel de Villabona, a los que se les retiró el pase de entrada sin darles ninguna explicación hasta la fecha.

 

Al igual que en años anteriores el FORO GASPAR GARCÍA LAVIANA invita a los asistentes a tomar juntos unos pinchos con un vino y un poco de sidra.