DOMINGU OCHO DEL TIIMPU ORDINERIU

Pa amar de verdá hai que tar tchibres

CICLU A.

MONICIÓN DE ENTRÁ: Sigue acordándomos la liturxia el sermón del monte... Nel evanxeliu de hoy Xesús dizmos dos coses requeteimportantes. Diz mui en serio: “nun poéis trabayar a la vez pa Dios y pa les perres.” Y tamién diz: “lo primero de tó ye trabayar pa que venga el Reinu de Dios; tó lo otro tchegaravos de añadiúra”. Puen ser les dos enseñanzes más enfrentaes al espíritu disti mundu... Xesús dixo eses coses, pero vivú de acuirdu con lo que dixo... Invítamos a oyer lo que diz, y, sobre tó, a aprender de Él.

ACTU DE ARREPENTIMIINTU: Antes de acercamos al Dios buinu reconozamos los nuestros pecaos:

-Por nun acordamos del amor que Dios mos tien, y nun agraeceilu. Señor, ten piedá.

-Por tratar de asomeyamos a la xente que triunfa nel mundu ganando muncho, y nun pensar en paicemos a Xesús de Nazaré. Cristu, ten piedá.

-Por faltamos el Espíritu buinu que tchevó a Xesús a dase por tós. Señor, ten piedá.

ORACIÓN: Ayúamos, Señor, pa que'l mundu entiru creza a como Tú lo quies, pa que tós los países vivan siempre en paz y pa que la to Ilesia tea contenta de poer servite y segura al fiase de ti. Pedímostelo por Cristu el Señor nuistru. Amén.

PRIMER TCHETURA: Nun resulta ná fácil descubrir en medio disti mundu que nun ye'l egoísmu, que ye'l amor quien mueve toes les coses.

Del Tchibru de Isaíes. 49,14-15. "Anda diciendo Sión: 'El Señor dexome; el Señor ya nun se acuerda de mí.' ¿Podrá olviase una muyer del nenín que ta criando, o dexar de querer al fiyu de les sos entrañes? Pos, anque haya alguna que lo faga, ¡Yo nun voi olviame nunca de ti!". PALABRA DE DIOS.

Cántase aquí a les entrañes maternales con que Dios quier al so puiblu, al que ta decidíu a recostruir. Son unos de los versículos que más dexan ver a Dios con entrañes maternales, de forma que nun se piense nél con les categoríes masculines del fuerte, el poerusu... Empieza tamién a abrise el camín pa ver nel tretu de Dios con el puiblu algo asomeyao al tretu de un home con la so muyer. Hasta pue pensase nel casamiintu de Dios con el puiblu, y nel compromisu de Él 'de preocupase por facer lo que i gusta a la muyer' (1Cor 7,33).

-Dios quiermos más que la meyor de les madres. ¿Entós por qué nun fai lo que se mos antoxa? ¿Será porque nun mos convién? ¿Por qué nun mos convendrá tó lo que se mos antoxa?

SELMU RESPONSORIAL. 61.

Tós: Mio alma nun descansa más que en Dios.

-Mio alma nun descansa más que en Dios, la salvación vienme dÉl; nun tengo otra roca a la que agarrame más que a él. Nun tengo miiu porque él ye la mio defensa.

-La salvación vienme de Dios y glóriome de etcho, él ye la roca en que toi seguru, el mio refuxiu. ¡Que'l mio puiblu se fíe dÉl! ¡Que i diga tó lo que tcheva nel corazón!

SEGUNDA TCHETURA. Semos mui daos a señalar con el díu y ver les taches de los demás. El únicu que pue xuzgar ye Dios, porque lo que fai failo con amor y por amor.

De la Primer Carta a los Corintios, 4,1-5. "Hermanos: Que la xente nun vea en nosotros más que unos serviores de Cristu y unos encargaos de les coses misterioses que Dios fai. Al ser unos encargaos,

pediranmos que cumplamos bien. Pero a mí impórtame poco que vosotros me pidiáis cuentes o que me les pida un tribunal de homes. Nin siquiera me pido cuentes yo mesmu. La mio conciencia nun me echa ná en cara, pero con tó y eso nun toi seguru de nun tener algo que me puéan echar en cara, pos ye'l Señor el que xuzga. Por eso, nun xuzguéis a naide antes de tiimpu; esperái a que venga el Señor. Él va facer que se sepa tó lo que se fexo a escondíes y que se conozan les verdaeres intenciones de caún. Entós ye cuando ca quién va recibir de Dios les emponderanzes que mereza." PALABRA DE DIOS.

Paez que los corintios sentíanse importantes. Pue ser que se yos hubiera subío a la cabeza que yeran una población más rica que les otres. Creíanse adelantaos na fe y na espiritualidá. Hasta tenían en mui poco a aquel probe pedricaor xudíu que yera Pablu. El apóstol dábase cuenta de eso, pero nun yos echa en cara lo poco que entendían les coses del Evanxeliu. Pensaban que Pablu taba un poco tchoquín, y pue ser que lo tuviera; pero foi la so forma de tar tchucu la que los tchevó a Cristu.

-¿Cómo ve Pablu les crítiques que i faen?

-¿Por qué mos presta tanto señalar con el díu a los otros? ¿Será pa quear tranquilos al ver que los demás tamién tienen 'peros'? ¿Nun será eso consuilu de tontos?

-¿Tenémosi miiu al xuiciu de Dios? ¿Por qué?

EVANXELIU. Sólo cuando reinen el amor y la xusticia los bienes van a valir pa dayos respuesta a les necesidaes de tós. Pero mientres les coses nun sean asina, el diniru será el emu y los homes los sos esclavos.

Tchetura del sentu Evanxeliu según san Matéu. 6,24-34. "Naquel entós díxoyos Xesús a los sos discípulos: «Niún criyéu pue serviyos a dos señores que se tcheven mal, porque si el primiru i cai mal, cayerái bien el utru, y si prefier al primiru, tará en contra del segundu. Ibual pasa con vosotros: nun poéis trabayar a la vez pa Dios y pa les perres. Por eso dígovos yo: Nu andéis ataramietchaos preguntándovos qué vais a comer pa poer vivir, o qué vais a ponevos de vestíu. ¿Nun veis que los paxarinos nun seman, nin cueyen, nin tienen tchena la alacena, y que'l Padre del ciilu, que ye'l Padre vuistru, yos da de comer? ¿Nun valís vosotros más que etchos? ¿Quién de vosotros, a fuerza de andar preocupéu, va poer atchargar la vía una hora? Y ¿pa qué preocupavos del vestíu? ¿Nun veis los lirios? Nun trabayan, nin filan; pero nin Salomón, con tós los cuartos que tenía, se puenxo un vestíu tan buepu. Y si Dios yos da un vestíu tan buepu a les flores que hoi tan buapes y mañana ya amustiaron, ¿nun va a facer más por vosotros, pa que andéis de desconfiaos? Entós, ¿pa qué andar ataramietchaos pensando qué vais a comer, o qué vais a beber, o qué ropa vais a ponevos? Los que nun conocen a Dios preocúpanse deses coses. Ya sabe el vuistru Padre del ciilu que tenéis menester de tó eso. Por eso, lo primero de tó ye trabayar pa que venga el Reinu de Dios; tó lo otro tchegaravos de añadiúra. Nu andéis preocupaos por lo que va pasar mañana, porque mañana va tener los sos poblemes propios. Ca día tien bastante con los poblemes que i tocan.» PALABRA DEL SEÑOR.

Munchos de los que oyían a Xesús nun tenían más que lo preciso pa vivir, pero Él quexo que se tchiberaran del miiu a nun poer enfrentase a les necesidaes que apaicieran de repente. Los que ambuano oyemos el Evanxeliu tenemos munches coses más y más seguridaes, y tenemos bastante más a mano el poer atropar perres, en sin que mos déamos cuenta de que eso nun mos dexa crecer como persones y que acabe con la unión de la familia... Na Biblia vese munches veces el conflictu ente Dios y los dioses falsos. Nel Evanxeliu de hoy vemos cómo Xesús señala con el díu al primiru de esos dioses falsos: el diniru... Preferir o tar en contra: Poíamos traducir por 'escoyer' o 'aborrecer'. Na fala de los hebreos, cuando se diz 'escoyer' o 'nun escoyer' tiense la impresión de que se prefier una cosa y la otra aborrezse... Bien vistes les coses, el que sirve al diniru pué pensase que quier a Dios cuando el facetcho nun i cuesta mui caro... '¿Nun veis que los paxarinos nun seman, nin cueyen, nin tienen tchena la alacena...?' ¡Cuánto tien que estrañar esto a los que

atropan y atropan coses que van a tener que dexar! ¿Cuál será la forma meyor de asegurase el futuru?... 'Lo primero de tó ye trabayar pa que venga el Reinu de Dios...'. Tendremos que preguntamos munches veces si el meyor nivel de vida que poamos suañar ye'l que mos propón el mundu del capital (que requier tener más, acaparar tó), o ye´l que propón Xesús.

-¿Punxístete a pensar alguna vez nel tingléu que tien tresnéu el diniru nel mundu entiru?

-¿Quién o qué yes tú nisi tingléu? ¿En isi tingléu importa algo la to familia, o el to puiblu? ¿Qué ye entós lo que importa?

-¿Valdrá la pena dexar solos a los que te lo dieron tó, a los tos padres y hermanos, a los tos compañeros y vecinos? ¿Tanto valen pa ti les perres?

-¿Qué ye menester pa poer tchiberase ún de los tchazios con que mos tienen ataos les perres? ¿Quién va poer tchibrase detchos? ¿Qué diz Xesús?

REFLESIÓN: Pa amar de verdá hai que tar tchibres; y pa ser tchibres de verdá, hai que amar con tol alma... Hai ataúres que nun vemos, pero tiénenmos bien agarraos, y nin mos dexan amar de verdá, nin mos faen tchibres. Y los tchazios que amarran más apertao son los cuartos... Na Biblia habíase dicho que ye menester que escoyamos ente Dios y los dioses falsos, los ídolos... Contrario a lo que pue paicemos, el ser idólatres ye una tentación pa tós, tamién pa los cristianos... Habíanlo denunciao los profetes nel Antiguu Testamintu. El Señor dizlo bien claro: “Nun poéis trabayar a la vez pa Dios y pa les perres” (Mt 6,24). Ye preciso escoyer... Ye a Dios al que hai que servir, pero hai peligru de servir tamién a les rikezes. Facer eso ye conseguir que les perres sean la alternativa de Dios. Como quien diz: de palabra decimos que adoramos a Dios, pero na prática punxemos la vía al serviciu del diniru y de tó lo que se consigue con él... Ser idólatres nun ye asuntu de teoríes, ye la prática... Xesús diz nel Evanxeliu que'l dios más felsu que hai sonlu les perres. Ofrécenmos feliciá y seguriá nel futuru, pero faen que nel presente queemos sin aquetcho que de verdá debería importamos... Por andar tras los cuartos, dexamos de tcheu el crecer como persones, nun mos acordamos del puiblu nin de la familia, queamos catchaos al ver les inxusticies y les mentires, desentendémosmos de los compañeros y vecinos, y volvémosmos unos arrastraos delantre de los que tan arriba... Lo peor de tó ye que les perres tchevantaron un tingléu nel mundu isti nel que tamos, que paez que naide va tchibrase dél. ¡Cuánta xente hai que diz que nu hai utru remidiu!... ¿Valdrán la pena tantos sofocones y amargures pa ver de aseguramos pal futuru? ¿Valdrá la pena dexar a los que más quieren a ún, y dir pel mundu vendiéndose? Depués de tar tul tiimpu azacanando porque mos faen falta perres, o porque pasemos un mal retu, o porque nun mos salen les coses como pensemos, nun sé qué mos da al atopamos con una persona cencietcha que acaba de compartir con otros, más probes que etcha, lo último que i queaba, y queó tan tranquila, y nin se i ocurre pensar que lo que fexo ye algo grande y buapo... Tó lo que Dios fai na historia, ye tchiberación. Pero, ¿tenemos fe bastante como pa tchibramos de tantes preocupaciones?... Xesús fálamos de les flores y los páxaros. El encomparamos con les flores y los páxaros nun quier decir que tengamos que cruzamos de brazos; porque si Dios mos dio brazos y cabeza, ye pa que los usemos. Lo que mos quexo decir ye que, si Dios curia y viste a les coses más pekenes, tamién ta intereséu en que la vía de tós nosotros sea buapa y vaya bien... Xesús nun mos diz que andemos despreocupaos. Al revés, dizmos que mos ocupemos nes coses que valen la pena, y que mos arriesguemos por etches. Lo que tenemos que facer ye trabayar tul tiimpu pa que haya xusticia, hermandá y paz; pero pa eso ye menester olviase de sí mesmu, dexar de tcheu los propios intereses y nu i dar tantes vueltes al asuntu del futuru nuistru o de los fiyos... Hasta pue que se tenga que dexar un bon puistu pa trabayar en coses que tengan más que ver con los otros, con la unión, con la xusticia, con la comuniá, con la familia y con la vía propia.

CREO: Digamos bien alto lo que creemos:

-¿Creéis que'l Dios que se mos revela en Cristu Xesús ye´l Amor?

-¿Creéis que Dios nun dexa nunca de queremos?

-¿Creéis que nun se pue servir a Dios y al diniru?

-¿Creéis que lo que importa de verdá ye que tchegue al mundu el Reinu de amor, xusticia y paz?

-¿Creéis que lo que más mos valdría yera trabayar pol Reinu de Dios y la so xusticia?

-¿Creéis que lo imposible pa nosotros Dios pue facetcho posible?

Esta ye nuestra fe: la que mos fai tchibres pa seguir a Xesús y mos pon a costruir el Reinu de Dios.

ORACIÓN DE LOS FIELES: Pidámosi xuntos a Dios:

-Que mos creza la fe nel amor que Dios mos tien siempre.

-Que mos entchenemos de les ganes de que nel mundu reinen el amor, la xusticia y la paz.

-Que nel amor y la fe atopemos les fuerzes precises pa ser de provichu sobre tó a los más necesitaos.

-Que trabayemos por quitái el poer al diniru y a les inxusticies que van con él.

-Que nun catemos componendes ente'l amor y el diniru, porque son engañoses.

-Que trabayemos pa que tchegue el Reinu de Dios y so xusticia, diferente de la disti mundu.

ORACIÓN: Señor Dios: tú yes quien mos da lo que vamos a ofrecete y préstate que te lo ofrezamos; agora pedímoste con la confianza con que se i pide a un Padre, que esto que mos das mos valga pa atchugar los premios eternos. Por Cristu el Señor nuistru. Amén.

PREFECIU: Mereces, Señor, que te déamos les gracies, siempre y en tós los tchaos, porque yes buinu. Tamos hoi más que contentos por lo que mos dixiste per boca de Isaíes, que mos quies de verdá, y que tas dispuistu a tó pa que'l diniru y el poer nun mos aparten de querete, y nun sean un esturbu pa que volviamos a tar enfotaos en ti y lo esperemos tó de que'l amor sea el que lo mueva tó nel mundu. Dámoste les gracies porque te mos acerkiste y mos dexiste escrito nel corazón lo único que te gusta ver nél: el amor. Gracies tamién porque mos ayúas a cambiar y a facer que isti mundu nun sea un petchiyu viiyu que arrevienta al metéi dientro la xusticia, la paz y el amor. Por les alegríes de los que van a beneficiase disi mundu que vas a facer crecer, cantámoste con tós los santos el cantar de to gloria.

COMUNIÓN: 'Yo toi con vosotros tós los dís, hasta que'l mundu se acabe', diz el Señor.

ORACIÓN: Señor, regalístemos la salvación; eso damos fuerzes a como lo fai la comía; pedímoste hoi, Padre compasivu y misericordiusu, que les fuerzes que mos da el sacramintu de la Ucaristía, sean bastantes pa que ya desde agora vivamos queriéndomos y auníos, ibual que vamos a queremos y aunimos na eterniá. Por Cristu el Señor nuistru. Amén.

DESPEDÍA: Matéu fálamos del Dios que curia de los páxaros y de los lirios. Invítamos asina a confiar en Dios que mos quier más que una madre (Is 49,14-15). Nun ye cosa de volvese inresponsables nin muncho menos de nun facer ná. Pero hai coses más importantes que otres. Y “lo primero de tó ye trabayar pa que venga el Reinu de Dios y la so xusticia” (Mt 6,33), porque tó lo otro vien con eso.