DOMINGU CUERTU.  Ciclu A. 

 

MONICIÓN PA EMPRINCIPIAR: Cuanto más conocemos a Dios, más convencíos queamos de que los sos planes y caminos tan apartaos de los del mundu... Féxolo tó, y revélase en Xesús como el que nun tien onde posar la cabeza... Apuelo tó, y faen burtcha dÉl y hasta lu crucifican... Ye el Salvaor, y dexa que lu metan prisu y lu maten... Ye el buinu y el emu de tó, pero ye amigu de los pecaores y de los probes... Quier reinar nel mundu, y nin cata el poer, nin tien rikezes, y los que lu arrodian nun cuentan pa ná... Les bienaventuranzes son la puerte pa entrar nel so Reinu. Vuelve a decímoslo hoi. 

 

ACTU DE ARREPENTIMIINTU: Antes de acercamos al Dios buinu, reconozamos los nuestros pecaos: 

-Por faltamos fe nel pograma que Dios mos presenta na persona de Xesús. Señor, ten piedá. 

-Por nun oyer les enseñanzes de Xesús. Cristu, ten piedá. 

-Por tener los mesmos ideales que los ricos. Señor, ten piedá. 

 

ORACIÓN: Señor: pedímoste que mos deas querete con tól alma, y que, por eso mesmo, el nuistru amor tchegue a tó la xente. Por el Señor nuistru Xesucristu. Amén. 

 

PRIMER TCHETURA. Dios fará que, ente tanta xente corrompía, quee un puñéu de probes que suañe con el so Reinu y espere que nu entarde en tchegar. 

(Xesús diomos a entender que la so tarea yera costruir un Reinu pal Padre. Decir 'Reinu de los Cielos' ye ibual que decir 'Reinu de Dios'. Los xudíos tenían miiu a prenunciar el nome de 'Dios' y preferían usar pa eso otres palabres como 'Ciilu', 'Poer', 'Gloria'. Decir 'Reinu de los Cielos' ye ibual que decir 'Reinu de Dios'; lo mesmo que 'Padre que ta nos Cielos' ye ibual que 'Padre-Dios'... Isi Reinu nun ye la recompensa que vamos a tener depués de morrer, 'nel Ciilu'; trátase del mundu nuivu que tchega a la tierra con Xesús. Isi Reinu de Dios ye el cintru de la pédrica de Xesús, que esplica la so tchabor y que da sentíu a la so vía. Isi Reinu da cumplimiintu cabal a tós los anuncios y promeses que habían fecho los Profetes al puiblu probe de Israel, de parte de Dios, de un futuru de xusticia, amor y paz... Les enseñanzes de Cristu y les coses que él fexo nun puen entendese si nun ye amirando pal Reinu que quier costruir, nel que los intereses de los probes son lo primero. Conocer el plan de Xesús -el que tien pal mundu y pa nosotros-, y facer que sea el nuistru, ye pa nosotros un desafíu, del que va seguise que la nuestra vía tenga sentíu o nun lu tenga. Nuestra vía valdrá o nun valdrá asegún lo que fagamos pa costruir isi Reinu de Dios... Poer tchibramos de lo que nun dexa que les nuestres capaciaes tean al serviciu del Reinu, y facemos parte del grupu que trabaya pa él, ye lo más importante pa tós). 

 

PRIMER TCHETURA: Sofoníes fala de que Dios va facer que, en medio de tanta xente corrompía como había, vaya quear un puñéu de probes ente los que va vivir Él. 

 

Tchetura del tchibru de Sofoníes. 2,3; 3,12-13. "Nun dexéis de catar al Señor tós vosotros, los probes del país, los que cumplís lo que vos manda; tratái de que haya xusticia y de ser homildes, porque asina vais atopar abetchugu cuando Dios venga de xuez. Voi dexar que de ti quee un puiblu probe y homilde, que nun va catar abetchugu más que nel Señor. Los israelites que queen nun van a ser inxustos, nin dirán mentires, nin van a salir de la so boca palabres falses; van a poer comer y dormir sin que naide yos estorbe". PALABRA DE DIOS. 

 

Sofoníes pedrica diciendoi al puiblu que Dios ya ta canséu de que se burtchen dél y nun i fagan kesu pa ná. Y que por eso tien decidío atchimpiar a Xerusalén de toes les maldaes que tien per de dientro, acabando con la xente que nun tea enfotá nél. Pa los xudíos el día del Señor yera el día en que Dios tenía pensao tchegar a tchiberar al puiblu de tós los que lu esplotaban, y entós etchos dían a poer aprovechase de tul mundu. Pero pa Sofoníes isi día va ser tremindu pa los que nu i faen kesu a Dios, pos va acabar con tós etchos. Nun va quear más que un puñaín de xente... Ye ésta la primer vez na Biblia que se diz que'l puiblu de Dios ye un puiblu de probes. Depués de munches pruebes va quear sólo un puñéu de fieles, los "probes de Yavé", enfotaos en Dios... Ser probes ye preciso pa catar a Dios. Isi nome de 'probes de Yavé' ye referíu a los que, delantre de Dios, tan a como los que nun tienen ná y tan esperánlo tó dÉl: ye un decir, los probes de Yavé son los que tienen menester de que el mundu y los homes se dexen tchevar del amor y non del interés. 

 

SELMU RESPONSORIAL: 145. 

Tós: Felices los que tienen espíritu de probe, porque detchos ye el Reinu de los Cielos. 

-El Señor fai xusticia a los oprimíos, dayos pan a los que tan afamiaos, dexa tchibres a los que tan presos. 

-El Señor dayos la vista a los ciegos, fai que ande derichu el que ya ta encorvéu; el Señor quier a los buenos, y curia de los que nun tienen casa. 

-El Señor dayos el sustintu a buérfanos y a viúes, y fai que los malos se estravien. El Señor reina pa siempre, el to Dios, Sión, pa siempre xamás. 

 

SEGUNDA TCHETURA: Dios escoyú a los que el mundu tien en ná, a los que la xente nun toma en cuenta. Pablu sabía que a los Corintios yos costaba nun dexase tchevar del espíritu del mundu. 

 

De la Primer Carta de san Pablu a los Corintios. 1,26-31. "Hermanos: Mirái bien pa les vuestres reuniones cristianes. Nu hai netches muncha xente culta, nin munchos ricos, nin de sangre azul; tó lo contrario: lo que Dios escoyú ye lo que'l mundu tien por atrasao, pa asina avergonzar a los sabios, y escoyú a lo que'l mundu tchama buerria, pa avergonzar a los fuertes. Tovía más, escoyú Dios a los que son ún cualquiera, a los que tul mundu tien en ná, a los que nun cuentan pa ná, pa quitái importancia a lo que cuenta; asina naide va poer preciase de ná delantre de Dios. Por ser buinu Dios, ye por lo que tais agora en Cristu Xesús, que ye en resumíes cuentes la nuestra sabiuría -que mos vieno de Dios-, el que fexo que Dios mos vea como amigos, como santos y como tchibres. Por eso diz la Escritura: 'Nun vos andéis gloriando de vosotros, gloriaivos del Señor'. PALABRA DE DIOS. 

 

Cuéstamos muncho creer, -teniendo metía como tenemos na cabeza y nel corazón la socieá inxusta na que vivimos-, que'l anunciu del evanxeliu lu faen más que naide les comuniaes probes que tan metíes en tós los sitios per ente el puiblu marxinéu. Por muncho que mos paeza que nun ye asina, son etches les que evanxelizan a los ricos y hasta a la mesma xerarquía de la Ilesia, ayuándolos a ver lo que falta nel mundu: amor, xusticia, paz. Son etches les que farán cayer al suilu a los dioses falsos de una socieá materializá. 

 

-¿Quién sabe meyor que los probes lo que fai falta nel mundu? 

 

EVANXELIU: Xesús anuncia el Reinu de Dios. Les bienaventuranzes dicen cómo van a ser los ciuadanos del Reinu, son les disposiciones internes de los seguiores de Xesús. 

 

Tchetura del sentu Evanxeliu asegún san Matéu. 5,1-12a. "Naquel tiimpu, al ver Xesús tanta xente, subú pal monte, atchí asentose, y arrimáronsei los sos discípulos; entós puénxose a enseñayos: «Felices los que tienen espíritu de probe, porque de etchos ye el Reinu de los Cielos. Felices los que tchoran, porque tendrán consuilu. Felices aquetchos a los que yos lo quitaron tó, porque tendrán de herencia la tierra. Felices los que arranan de fame y sé de xusticia, porque van quear fartucos. Felices los que son compasivos, porque a etchos tamién los van tratar con compasión. Felices los de corazón puru, porque verán a Dios. Felices los que trabayan por la paz, porque Dios va ver en etchos a los sos fiyos. Felices los perseguíos por mor de la xusticia porque yos pertenez el reinéu de Dios. Dichosos vosotros cuando vos insulten, vos persigan y vos calunien por mor de mí. Alegraivos y poneivos contentos, porque va ser grande el vuistru primiu nel ciilu.»" PALABRA DEL SEÑOR. 

 

-¿Qué xente ye feliz? ¿Qué piensa el mundu que fai feliz a la xente? ¿Tas de acuirdu? 

 

-Los Obispos decían en Medellín: 

"a)El ser probe entendío como falta de los bienes disti mundu ye, como tal cosa, un mal. Los profetes decían que yera contrario a la voluntá de Dios y -cásique siempre- el frutu de la inxusticia y del pekéu de los homes. 

b)Ser probe nel espíritu ye el tema de los probes de Yavé (Sofoníes, 2,3; Lukes, 1,46-55), y ye tar abiertos a Dios, esperándolo tó dÉl. Anque valan los bienes disti mundu, nun tas apeguéu a etchos, pos sabes que valen más los bienes del Reinu. 

c)Ser probe como compromisu volunteriu del que vive como los probes disti mundu, por amor, y porque quier que tós sepan lo malo que ye que haya probes, y lo preciso que ye nun tar ataos a los bienes; el que fai asina asoméyase a Cristu que fexo sos toes les consecuencies que trai el que los homes séamos pecaores, y que 'siendo ricu féxose probe', pa salvamos". (Medellín, 14, 4). 

-¿Qué te paez isti testu? ¿Tas de acuirdu con que ye un pekéu el que haya millones y millones de xente que viven na miseria? ¿De quién será isi pekéu? 

-¿Qué facer pa tchibrar al mundu de isi pekéu? ¿Será bastante dar limosnes? 

-Pa que nel mundu nun se fabriquen probes, ¿ye importante tener espíritu de probes? ¿Por qué? 

-¿Ye bastante con tener espíritu de probes? ¿Nu habrá que facer coses, dar normes, cambiar el comportamiintu? ¿Qué será menester facer? 

 

-El Papa y los Obispos en Medellín decían tamién: 

"Ambuano, la situación requier que obispos, sacerdotes, relixiosos y laicos, sean probes de espíritu pa que, 'rompiendo les ataúres de la posesión egoísta de los bienes temporales, sean capaces de poner la economía y el poer en beneficiu de la comuniá' (Pablu VI. Alocución, día 23-VIII-1968)". (Medellín, 14, 7). 

-¿Podrán y deberán 'rompese les ataúres de la posesión egoísta de los bienes temporales' en beneficiu de tós los homes? ¿Nun será un sacrilexiu imperdonable en contra de la propieá privá, en contra de la tchibertá de empresa y en contra de les tchibertaes y derechos de les persones? ¿O lo que será sacrilexiu imperdonable ye el condenar a millones a la miseria, al atresu, al desempléu, a la inseguriá, a la marxinación? 

-¿Qué tipu de socieá y de mundu tamos creando los cristianos con el 'espíritu de probes' que nun tenemos, y que se traduz en polítikes y economíes concretes? 

 

REFLESIÓN: Matéu cuenta que Xesús subú a un monte. (El monte yera, nel Antiguu Testamintu, onde se daba a ver Dios.) Diz tamién que se asentó. (Como facían los maestros). Y enseña les bienaventuranzes. Yera una forma tchiteraria vieya (pue vese nel Eclesiésticu 25,7.11) que quería decir 'bendición'. Pa los vieyos (y pa los nuevos tamién) yera bienaventuréu el que tenía rikezes, salú y fama. Pero la lista que da Matéu ye distinta: son bienaventuraos los probes, los tristes, los homildes, los que arranan de fame y sé de xusticia, los compasivos, los de corazón puru, los que trabayan por la paz, los perseguíos. Son ocho puertes pa entrar nel Reinu, na comuniá. ¡Nu hai otres! El que quiera entrar na comuniá cristiana tien que cumplir con alguna deses condiciones. A los probes y a los perseguíos prométeyos el Reinu de los cielos. Y van dáyoslu gratis, porque 'ye de etchos'. A los tristes y a los homildes dayos consuilu y bienes. A los que catan la xusticia y a los compasivos ofrezyos xusticia y soliariá. Los que tienen un corazón tchimpiu y los que trabayan por la paz, podrán ver a Dios y ser fiyos dÉl. El Reinu, que trata de vivise na comuniá, tien que ver con Dios, con les persones y con los bienes materiales. Lo que más arresquema ye eso de tener 'espíritu de probes'. Los fariseos vivían desapartaos de la xente que tchamaban impura. Algunos tchamaban malditu al puiblu probe (Xn 7,49), empecatéu (Xn 9,34). De él nun tenían ná que aprender. Pero la comuniá de Xesús vivía arrodiá de xente impura: publicanos, pecaores, prostitutes, tcheprosos (Mc 2,16; 1,41; Lk 7,37). Xesús reconocía lo que valía ser probes (Mt 11,25-26; Lk 21,1-4) y decía: 'Felices los probes porque ye vuistru el Reinu de Dios' (Lk 6,20). Dixo que Dios lu había mandao a traeyos a los probes el bon anunciu (Lk 4,18). Él vivía como probe. Nun tenía ná propio, ni una piedra onde posar la cabeza (Lk 9,58). El que quiera ser discípulu dÉl tien que escoyer o a Dios o a les perres (Mt 6,24), y tener preferiencies por los probes (Mc 10,21). Dios paez un poco estravagante al escoyer los sos preferíos. Sofoníes diz que Dios escueye un puñaín de xente probe y homilde, que nun va dexar de querer que haya xusticia. Cuando Pablu amira pa la so parroquia de Corintu, ve que nu hai netcha 'nin xente culta, nin ricos, nin de sangre azul'. Son un puñéu de persones que nun cuentan na sociedá. Al crucifikéu nun lu siguen más que los que'l mundu desprecia... Pablu nun se noxa por eso. Nun promete cambiar les coses, nin ganase a los poerosos, nin preparar bien a los fieles pa que la comuniá tenga poer. Al revés: ta convencíu de que lo meyor ye lo que yos pasa. Son precisamente esos 'que nun valen pa ná' los que tienen el enkergu de facer que tchegue el Reinu. Pa avergonzar a los fuertes nun tienen que tener fuerza; y pa avergonzar a los sabios, tienen que ser atrasaos. Dios nun fai grande al que nun cuenta; el que sigue a Xesús nun tien aseguréu niún carrerón, nin se vuelve figura importante y con poer. Cristu nun te ofrez medrar si lu sigues... El camín que Xesús tchevó pa cambiar isti mundu nun foi el poer, nin la rikeza, nin el saber. Los títulos que debían contar pa la comuniá cristiana nun son los que dan les universiaes nin les perres. La historia que emprincipió con la profecía de Sofoníes, o con la parroquia de Corintu, o con el sermón del Monte, nun ta escrita en papel de oficiu... Les preferiencies rares de Dios vense bien nes bienaventuranzes del Evanxeliu. A nun ser que se mos pase per la cabeza que, al decir Xesús 'felices los que tienen espíritu de probe', nun quería decir precisamente lo que mos da miiu a entender. 

 

CREO: Digamos bien alto lo que creemos: 

-¿Creéis que Xesús de Nazaré ye el Fiyu de Dios? 

-¿Creéis que Xesús, entchinu del Espíritu Sentu, vieno a traer la tchiberación a los probes y oprimíos? 

-¿Creéis que Dios cuenta con nosotros pa que yos tchegue a los probes la tchiberación? 

-¿Creéis que Dios se val de lo pekeno, y de lo que nun val pa ná, pa traer al mundu el so Reinu? 

-¿Creéis que pa vivir les bienaventuranzes ye menester que cambiemos de manera de ser y de pensar? 

-¿Creéis que nun son los cuartos ni el poer los que van traer al mundu la xusticia, el amor y la paz? 

Ésta ye la nuestra fe: la que mos tcheva a creer nel Dios que ye amor y quier que amemos a los demás principiando per los probes, y que fagamos que nel mundu crezan la paz y la xusticia, al crecer la fraterniá. 

 

ORACIÓN DE LOS FIELES: Pidámosi xuntos a Dios: 

-que tomemos el Evanxeliu muncho más en serio. 

-que mos dea espíritu de probes a como lu tuvo Xesús. 

-que nu andemos tras les perres o el poer, que en ve de dicha traen desdiches y nun mos dexan amar. 

-que fagamos un mundu onde sean preferíos los que nun cuentan pa ná. 

-que sepamos oyer lo que Dios mos diz desde los probes. 

-que la nuestra forma de ser faga que los probes se dean cuenta que semos los sos hermanos. 

 

ORACIÓN: Ofrecemos, Señor, en to altar, el pan y el vinu; son la señal de que mos ponemos al to serviciu; pedímoste que sean pal to puiblu señal de la vida que i das y de que lu tchibras del mal. Por Xesucristu el Señor nuistru. Amén. 

 

PREFECIU: Señor, Padre sentu, Dios que lo apués tó y que vives pa siempre, mereces que te déamos les gracies y tamos obligaos a dáteles siempre y en tós los tchaos, porque el to amor al mundu foi tan misericordiusu que nun te conformiste sólo con mandamos de Redentor al to mesmu Fiyu: quixiste que se asomeyara en tó a nosotros menos nel pekéu, pa asina poer querer en nosotros lo que querías en Él. Al obedecete Él, volviste a damos tó aquetcho que habíamos perdío al desobedecete. Ye por eso por lo que agora, entchenos de contintu, axuntámosmos con los ánxeles y los santos pa emponderate diciendo: 

 

COMUNIÓN: 'El to siirvu espera que i pongas bona cara. ¡Sálvame, ya que yes compasivu! Señor, que nun quee mal por habete pedío algo' (Selmu 30, 17-18). 

 

ORACIÓN: Reconfortaos con el reguelu de la salvación que mos faes, pedímoste que'l pan de vía eterna faga crecer más cá día la fe nuestra. Por Xesucristu el Señor nuistru. Amén.   

 

DESPEDÍA: Cuando na Biblia se trata de volver a aliase con Dios, lo primero que se fai ye atender pa los derechos de los probes, de los marxinaos. Sin eso nun hai Alianza con Dios que valga. Ye lo que facían los profetes, y foi lo que fexo Xesús... Ye menester ponese en contra de un sistema que dexa de tcheu a los probes nel nome de Dios, y echar a andar utru sistema que, nel nome de Dios, tenga preferiencies por los probes y marxinaos... Onde nun se amira más que pa les cotizaciones de Bolsa, y pa los probes nun quean nin les migayes, nin se cuenta con Dios, nin se conoz el camín que mos señaló Xesús. Nun ye de estrañar que haya guerres abondes, y que les armes sean el neguciu más grande.