COMUNICADO 1 DE MAYO

Descripción: http://www.diocesisoa.org/wp-content/uploads/2017/04/CARTEL_hoacabril17_web.jpg

 

HOAC

JOC (Juventud Obrera Cristiana

Comunicado del 1º de mayo, Día de los Trabajadores,

“Tender puentes en el mundo obrero y del trabajo”

Celebramos el 1 de mayo, día en el que las trabajadoras y los trabajadores de todo el mundo nos unimos para manifestarnos y reivindicar trabajo y mejores condiciones laborales.

A menudo escuchamos que hemos salido de la crisis, que la economía ha mejorado y que se está creando empleo. No escuchamos que esta bajada del desempleo lleva consigo precarización y pérdida de derechos: temporalidad, inestabilidad, falsos autónomos, horas extras no remuneradas y más pobreza. Según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social de abril, el paro bajó en 48.559 personas, una vergüenza si tenemos en cuenta que hay 3.702.317 personas registradas en las oficinas de empleo, llevándose la peor parte las mujeres y la juventud.

Tampoco nos dicen que, aun teniendo trabajo no es posible vivir con dignidad, de ahí el aumento de los denominados “trabajadores pobres”, los nuevos excluidos del siglo XXI.

La globalización de la economía nos ha hecho levantar muros y fronteras para las personas. Por ello es urgente tender puentes, poner en el centro a la persona.

El papa Francisco hace énfasis, en la Laudato Si’,(127 y 128) que el ser humano debe estar en el centro de la vida y también nos recuerda que “Sin trabajo la dignidad está herida”(Terni, 20.00. 14)

La JOC y la HOAC, como Iglesia encarnada en el mundo obrero y del trabajo, manifestamos que es urgente y necesario abordar la situación del trabajo desde todos los ámbitos de la sociedad. Creemos que, solo con el esfuerzo de todas y todos, podremos recuperar derechos y darle la importancia que tiene el trabajo como elemento central en la vida de las personas.

Estamos convocados a ofrecer una respuesta social conjunta y trabajar para:

Promover el trabajo decente.

Acceso al trabajo para todas y todos.

Evitar la discriminación.

Garantizar la protección social.

Repensar la participación y la conciliación.

Reconocer los trabajos de “cuidados” (de niños, mayores, dependientes,..)

Dialogar sobre el presente y futuro del trabajo y su sentido humano y humanizador.

 

Jesucristo, Buena Noticia para las mujeres y hombres de hoy, nos invita a poner nuestra esperanza en los pequeños cambios que se están dando en la sociedad, semillas que construyen Reino y que nos sirven para tender puentes, creando entre todas y todos un mundo donde se respete la dignidad de la persona y el derecho a un trabajo decente.

 

)